Categories
DIY Unaporuna

Losmartescon2; Fabricando nuestros juguetes

Cada día me gustan más los juguetes DIY entre otras cosas, porque hay que reconocer que me divierte mucho hacerlos, y eso es un gran motivo,

Pero además hay otras razones… Muchas veces a los niños les hace mucha ilusión un juguete pero en cuanto lo tienen enseguida se cansan de él; hacerlo con sus manos les da la oportunidad de disfrutarlo más tiempo, mientras lo hacen, y además le van cogiendo cariño; luego recuerdan cómo lo hicieron y que él participó, etc.

 

Además, es una manera de gastar menos, de consumir menos (después de quedarme encandilada con la idea de esta familia y de llegar a la concluisón de que eso no es compatible con nuestro estilo de vida -léase que no me siento capaz de hacerlo-) de intentar en la medida de lo posible, aunque lo veo casi imposible, no meterlos tan pronto en la rueda de consumismo sin medida en la que, no nos engañemos, muchos vivimos. Justo el otro día en misa hablaban del ayuno de estos días de Cuaresma que vienen, no tanto como el pasar
hambre si no como una forma de prescindir de tanto consumismo.
Quizás si están unos años fuera de eso…

No sé, a mí me parece más divertido, más bueno, más instructivo, más_ _ _ estar en casa construyendo algo con tus manos, entre todos, cortando, pegando, pintando, imaginando, aprendiendo, charlando, compartiendo, que ir a una tienda, que normalmente suelen ser grandes superficies, llenas de gente, luces, ruidos, estímulos y ambiente interior, a que los niños señalen con el dedo “yo quiero eso” “me lo pido, me lo pido y me lo pido”.

Muchas veces son cosas que les llaman la atención por el color o el ruido pero una vez llegan a casa y no son cosas con muchas posibilidades de juego abierto, el interés se va tan rápido como había llegado.

Los juguetes DIY no cuestan dinero, no se compran, normalmente no hacen ruido (al menos por sí solos, si el niño los mueve o los aporrea si 😉 ) y pueden servir para muchas cosas; eso sí, para éstos en concreto necesitamos algunas máquinas -como dice Carlos- que no tenemos en casa, pero como no somos los únicos de la familian aficionados al bricolaje y a las manualidades, una sierra de calar allí y un hilo de cortar allá nos van prestando 😉

Además, me encanta que los niños estén acostumbrados a eso, vean un trozo de madera y en seguida empiecen a pensar qué podríamos hacer con eso.


Claro que no siempre es posible y que la mayor parte de nuestros juguetes son comprados! pero a los que hacemos les tenemos un cariño especial:

Aquí tenéis, por ejemplo, nuestro banco de trabajo, hecho con unas cuantas maderas y algunos cajones de ikea, y que lo mismo sirve de banco de bricolaje, de mesa de trasvases,

 cocinita, mostrador de tienda y mil cosas más que se les irán ocurriendo:

Y a vosotros, ¿os divierte hacer juguetes?
Categories
Inspiración Unaporuna

#losmartescon2

El otro día revisando los borradores del blog, esas cosas que a veces en un momento de inspiración escribes y luego no ves el momento de publicar, me encontrá esta reflexión de hace más de un año…

¿Como será tener varios hijos? ¿se quiere a todos por igual?
A veces lo pienso…
Nosotros tenemos 2 pero en circunstacias tan diferentes que los sentimientos no se pueden comparar, no debe ser igual que tener a los dos (o los que sean) contigo…

Una amiga (y seguidora del blog) me dijo una vez algo que me gustó mucho pero no recuerdo bien, algo como que cuando tienes el segundo hijo el cariño no lo divides entre los dos, sino que el corazón se te hace el doble de grande para poder querer a los 2 lo mismo. Precioso. Yo creo que es así.


Sin embargo, hablaba con otra amiga y casualmente también seguidora (que no todas las amigas lo son ;)) que que los quieras igual no significa que los trates igual, en parte porque ellos son diferentes y necesitan cosas distintas y en parte, y es a lo que voy, porque tampoco es igual la afinidad con todos ellos. Una cosa es quererlos muchísimo, no creo que no se pueda querer a un hijo, y otra tener afinidad, llevarse más o menos bien, compartir formas de ser, de pensar, de hablar las cosas, caerse más o menos bien, llámalo X.

Por eso quizás unos hijos se sienten “más queridos ” que otros, aunque yo no creo que sea así.
En mi caso concreto mis padres, los 2, hablan mejor con mi hermana, porque es una persona más calmada, más sensata en -algunos de- sus planteamientos, negocia mejor, no se exalta tanto como yo. SÉ que no la quieren más por ello.

Debe ser duro pensar que tus padres te quieren menos que a tus hermanos, duro crecer así, y explica muchas cosas…
¿son los padres los que hacen sentir así a algunos hijos? ¿son los hijos que “se imaginan” menos queridos sin que sea real?

Si alguna vez tengo más hijos me gustaría esforzarme para que nunca, nunca, nunca se sientan así. Porque no es algo tan raro de encontrar, y me parece tristísimo.

Un año más tarde sé que lo de que te crezca el corazón es verdad,


y para todo lo demás es pronto, pero sigo con el mismo propósito.

P, al final me inspiraste el post de hoy, aunque no sea la receta de espinacas con bechamel. Creo que esa tendría aún menos interés general 😉

Categories
Unaporuna

#losMartescon2

Tranquilo, es jueves !y por la tarde! que a más de uno le ha dado un vuelco elcorazón  pensando que volvía a ser martes, jeje! Pero no, esto es sólo una de las cosas que pasan cuando tienes 2; lo que ibas a hacer el martes no da tiempo hasta el jueves (o hasta—).

Aún hablando del 2015… en abril bajamos el ritmo por el embarazo, en verano vacaciones, en noviembre nos tomamos la baja maternal (si, las 2 😉 ) y en Navidad otros días libres… total, que la mitad del año hemos estado “descansando”. Así que un montón de fotos de este año se han ido quedando pendientes en el móvil, listas para subir a Instagram, y como ya os contamos aquí que nos encanta tener allí un resumen de nuestro año en imágenes, pues en los próximos días vamos a ir subiendo las atrasadas hasta “ponernos al día”.

Según esta red social, éstas fueron nuestras bestnine del 2015:

Pero para nosotras ahí faltan algunas tan importantes como:

Nala y Carlos

NYC

Love white

Viene tía Ana y la vida se convierte en una fiesta

 
 

 Y  las que iremos subiendo en los próximos días, de las que prometemos resumen en cuanto estén listas.

Y en 2016 seguiremos haciendo fotos, y enseñándooslas, claro que sí. Y quién sabe, igual hasta nos aficionamos al video, que es lo que se lleva ahora (igual que el tractor que le han traido los reyes a Carlos, sí). De ambas cosas, videos y tractor, os hablaremos en los próximos días; yo por si acaso me he apuntantado a un curso de video que ya sabéis que nos gusta estar a la moda 😉

Y a vosotros, os da tiempo a tener todas las fotos bien organizadas??
Categories
Inspiración Unaporuna

viernes=INSPIRACIóN

Siempre pregunta antes de juzgar, siempre da la oportunidad de que el otro se explique…
Me han gustado esos consejos; buen fin de semana!
Categories
Inspiración Unaporuna

viernes=INSPIRACIóN

No suelo ver la tele y él desde luego no es mi personaje preferido pero el martes cuando llegué a casa justo empezaba su programa, y no pude evitar las lágrimas:

Porque es justo lo mismo que digo yo cada día cuando oigo las noticias, y sólo puedo pensar en todo lo que no hago. Y pedirles perdón también desde aquí.

Categories
Unaporuna

#losmartesconCarlos y…………………………………………………….

Hoy escribe Carlitos porque quiere contarle a su tía favorita una noticia:

Tía Ana, quiero que sepas que ya mismo cumplo 2 años; soy un niño mayor! Abba me dice todos los días lo bueno que soy, aunque cuando tú y yo estamos juntos nos volvemos un poco locos.



Este verano he aprendido un montón de cosas nuevas! He hecho muchos castillos, he aprendido a cantar y bailar y ya sé hasta las vocales. También he compartido todos mis juguetes, he rezado antes de comer y me lo he comido todo. Me encantan los cheettos pandilla y todo lo que tiene sabor a tarta. 



He arreglado muchas cosas en casa, y siempre llevo conmigo la caja de herramientas. Torto me enseña a utilizarlas aunque dice que las suyas son de mayores, ¿todavía no sabe que ya soy mayor?


Sigo durmiendo en cuna, aunque muy pronto sé que me pasarán a una cama de mayores…


Me encanta la plastilina, tirar los dados y estar todo el día imitándoos y riéndome. Todo esto tú ya lo has visto, pero a lo mejor no sabes lo más importante…

Si Dios quiere, en Noviembre seré HERMANO MAYOR!



En realidad se que soy el mediano, y sé que ser mediano es lo mejor, porque es como el jamón del sándwich, o la salchicha del perrito, vamos, lo más rico 🙂

Y sabes cómo me he enterado? Porque mi MAMÁ tiene un bebé en su barrigota!! Por eso es tan grande y tan redonda…Yo le doy besitos y caricias porque ya quiero mucho al bebé. Creo que se va a parecer a mí, aunque no será tan bueno!! (Risas de malo, malísimo).

Mami, quiero que sepas que lo voy a cuidar mucho, que vamos a ser como Tía Ana y tú, jugaremos juntos y nos pelearemos también. A veces si te veo mucho con él, a lo mejor me enfado, pero tú no te enfades, es que ahora soy el mimado de casa y me gusta mucho serlo. 



Quiero decirte que estoy preparado para dejarle mi ropita y todas mis cosas, y que le haré un hueco en mi habitación, sólo si se porta bien y no llora.



Mamá y Papá, gracias por confiar en mi, y dejarme ser el mejor HERMANO MEDIANO del mundo. Os prometo que lo voy hacer muy bien, y sobre todo, lo voy a querer muchooo muchooo! 

Además estoy seguro de que a mí me seguiréis queriendo tanto como hasta ahora, y seguiremos jugando y riéndonos juntos cada día, sólo que ahora Martín también se unirá a nuestras risas, y será el doble de divertido…

Qué ganas tenemos de conocerte Martín!!
Categories
Inspiración Ñam Ñam Unaporuna

Bienvenida rutina :)

Ya estamos de vuelta! ¿Os tomáis un café de bienvenida? Preparad los vasos que las galletas hoy las ponemos nosotras 😉

Un poco tarde pero han sido unas vacaciones laaargas y para nosotras la rutina de verdad empieza hoy lunes, así que vamos a contaros un poco cómo vemos la tan temida “vuelta al cole”.


Para mí la vuelta a la rutina es…

– Entre otras muchas cosas, esas tardes de viernes tranquilas, como el pasado, cuando crees que tienes todo el fin de semana por delante; mi momento preferido de la semana, aunque luego los siguientes 2 días se desvanezcan :/

 

– Las mañanas de cocinar sin prisas, de investigar recetas nuevas -como las pastitas de la foto- con mi pequeño ayudante;

– Pasarme toda la semana esperando que Carlos una noche se duerma pronto y podamos ver nuestra serie 😉

– Muucho tiempo para pensar! Tengo la suerte de tener un trabajo “muy artesanal” que me permite relajarme con la musiquita de fondo (no suele ser muy buena pero aunar gustos musicales de los que estamos allí no es nada fácil 😉 ) y pensar sin prisas ni dirección… es así como surgen las mejores ideas!

– Hacer listas sin parar :). Tengo 4 ó 5 libretas siempre a mano y mil papelitos por los distintos bolsos llenos de ellas, pero lo mejor es que cada tarde, en el trabajo, apunto en servilletas de papel cosas que se me ocurren o me acuerdo que tenía que hacer y cada noche, al cambiarme de ropa para volver a casa, me dejo la lista en el bolsillo del uniforme. Así van…

El blog! Cuantas veces a la semana pienso en él, y cuantas veces en dejarlo?! Porque es verdad que quita tiempo, que este mes sin él (y sin vosotros) ha sido muy relajado; hasta dormía siesta a la vez que el enano! Pero también se echa de menos, sobre todo escribir, ordenar las ideas delante de la pantalla como ahora mismo, cuando la casa ya está oscurita y en silencio… Aunque para este nuevo curso me he propuesto dejar los post preparados el fin de semana y así no trasnochar luego tanto, porque con las novedades que nos traerá el otoño no puedo andar agotada por las esquinas…
No sé, es como un síndrome de Estocolmo o algo así, algo que te atrapa pero al mismo tiempo te llena y al final te compensa… y en parte creo que es, como ya hemos hablado otras veces, porque te obliga a esforzarte, y eso siempre es bueno!

Pero sobre todo, sobre todo, la vuelta a la rutina para mí es volver a pasar muchas horas sola con Carlos, conociéndonos mejor, compartiendo nuestro tiempo, contándole historias, charlando con él, disfrutándolo y aprovechando, que como me escribió una tía nuestra cuando envié las fotos nuestras haciendo estas galletas,

“Disfruta con él que el tiempo pasa volando”

Y sí, puede que todo esto dé un poco de pereza al principio, pero como dice este post que me ha mandado mi hermana, Septiembre es una nueva oportunidad que nos da la vida de empezar el año… y nos encanta empezar cosas! Además que esta vuelta al cole nos traerá, si Dios quiere,  algo muy muy especial…


¡Así que fuera pereza y 
BIENVENIDO NUEVO CURSO!

¿Os han gustado las pastitas? El miércoles si queréis os dejamos la receta ;)!