Categories
Unaporuna

Te estamos esperando…ISABEL

Esta semana está siendo más de emociones que de otra cosa, y aunque hoy queríamos contaros un plan de viaje muy chulo, lo reservamos para la semana que viene, y le dedicamos este post a nuestros primos, que si Dios quiere, hoy serán papás.

 
 
El texto se refiera a un hijo, y en este caso será una hija, pero en cualquiera de los dos, creo que el sentimiento es el mismo.
 
Hoy estamos toda la familia muy nerviosa, esperando noticias, y encendiendo una velita para que sea una horita corta.
 
Y a ti, pequeña, ya te dedicaremos un post entero (que aquí a todo el mundo le gusta que le dediquemos uno 😉 pero antes de que revoluciones la vida de todos, decirte que te prepares para todo lo que vas a vivir, porque el mundo de los mayores es caótico, pero también es increíble.
Y te mereces aprovecharlo desde hoy hasta siempre.
 
Ah, y por favor, que seas pequeñita y te quepa toda la ropita que te ha hecho tu abuela 🙂
 
Has tenido la gran suerte de tener una familia increíble. Disfrútala.
 
Te estamos esperando, ISABEL.
 

Categories
Unaporuna

El lago Ness cordobés

Una noticia curiosa…Y resulta que fue nuestro abuelo el que lo investigó!

El lago Ness en las Tendillas

Los que seais de Córdoba seguro que alguna vez habéis oido hablar del lago que se supone que hay debajo de la plaza de las Tendillas, y de los pasadizos que desde distintas casas antiguas de los alrededores, llegan hasta él.
Pues bien, resulta que el tal lago no es sólo una leyenda, sino que realmente existe una poza a unos 80-100 m de profundidad debajo de la plaza, comunicada con el venero de Santo Domingo.
El caso es que sabíamos lo de la poza pero lo que no sabíamos, o no nos acordábamos, era que nuestro abuelo había  estado investigándola, y la verdad es que fue toda una sorpresa que ayer, leyendo en el periódico una noticia curiosa, apareciera él
Tal como dice el artículo, con 93 años y una memoria prodigiosa (no sólo memoria, una cabeza que nos da vueltas a todos nosotros haciendo integrales o lo que le pongas) es una persona con la que siempre que pasas un ratito aprendes algo interesante.
Yo tengo la suerte de haber vivido cerca de él prácticamente toda mi vida, de pequeña en la casita del guarda de su jardín, luego en la casa que se hicieron mis padres en la parcela de al lado y ahora, con mi casa conteneror plantada en el huerto de mis padres, otra vez estamos al lado!
Me gustaba mucho ir por las mañanas a dar una vuelta por su casa y acabar sentada escuchando historias hasta la hora de comer… Ahora llevo unos meses que lo tengo un poco abandonado porque Carlitos aún no tiene mucha paciencia para escuchar historias sobre lagos misteriosos debajo de la ciudad, je je, pero en cuanto crezca un poco y le guste el chocolate, será él quien me pida que demos un paseo hasta el cajón secreto de su bisabuelo donde guarda sus reservas de chocolates que le vamos trayendo de todos sitios a los que vamos unos y otros.
Lo dije ayer y lo he vuelto a pensar hoy, la verdad es que es una suerte tener bisabuelos tan bien de la cabeza y poder disfrutar de ellos esperemos que aún unos cuanto años más 😉
(Yo también los tuve, también 2 por parte de madre y tengo muchos recuerdos de ellos, y me gustaba presumir de tener un bisabuelo con 100 años y el mismo genio que ha heredado Carlitos!)
Hasta aquí la reflexión de hoy… Que no todo pueden ser manualidades y fiestas ;).

Hasta mañana!
Categories
Unaporuna

Marta tiene un marcapasos

que le anima el corazón…
Una de cal y otra de arena, ¿no? pues nunca supe si lo bueno era la cal o lo bueno es la arena (y resulta que lo importantes es que son antagónicos) pero el caso es que hoy toca post optimista; es más, toca, por fin, el post que más ilusión me/nos ha hecho desde que empezamos el blog… y ahora no sé ni cómo empezar! Me da miedo, siempre piensas que es demasiado pronto pero…
Una de las cosas más importantes que aprendimos es que hay que disfrutarlo todo, todo al máximo. Nada de estar pensando en lo bueno o lo malo que vendrá después.
En el embarazo de Álvaro disfrutamos cada día, cada avance, cada faldón planchado. Yo era muy consciente de que estaba en una época preciosa y no tenía ninguna prisa porque llegara la siguiente. A pesar de que nos imaginábamos que esa siguiente etapa, cuando naciera, sería aún mejor, ni una sólo vez en los 9 meses, ni siquiera al final cuando ya no sabía ni qué hacer con el barrigón, tuve prisa porque naciese. Estaba encantada de tenerlo dentro. Y muchas veces me he alegrado por ello.
Ayer noté por primera vez la pataditas de nuestro segundo hijo y, aunque el miedo va a seguir aquí, pensé que él me estaba avisando de que era el momento de compartir esta gran alegría con todos vosotros.
IMG_7885
Con todos los que nos mandáis palabras de ánimo en los días malos. Hoy queremos que sonriáis con nosotros, porque ésto no borra la pena pero, en los peores momentos, nuestro gordito nos empuja con todas sus fuerzas hacia delante, y nos ayuda a mirar al futuro con ILUSIÓN.
http://youtu.be/gS_UwjRaY5o
Marta tiene un pasajero en su corazón,
así que hoy, sólo podemos dar gracias a Dios.