Categories
Unaporuna

#losmartescon2; Los regalos de SSMMRRMMOO

Ya os enseñamos el tractor que llegó desde Oriente el día 6 de Enero, pero como siempre me gustó ver lo que les regalaban a otros niños, porque se pueden sacar buenas ideas, aquí van algunos de los regalos que dejaron los Reyes Magos en casa:

 En primer lugar los pajes de los Reyes Magos, que a nuestra casa llegan el día 24 y no se les puede pedir nada especial, ellos cojen de los baúles de los reyes magos el regalo que les parezca y lo dejan esa noche bajo el árbol… En general preferimos cuentos (o libros), si pueden ser navideños, mucho mejor!

 Para envolverlos usaron cascabeles y las iniciales de cada uno para que Carlos pudiera hacer el reparto,

Aquí están los cuentos de los niños, Historia de la Navidad para Carlos, para que fuera sabiendo porqué la Navidad es importante para nosotros, qué celebramos esos días, porqué los Reyes traen regalos, etc. Y Snowman, para Martín, un desplegable de un niño da vida a un muñeco de nieve con unas ilustraciones preciosas. Creo que ya os he contado alguna vez lo importante que es para mí que los regalos que les hagamos a los niños sean bonitos, que les ayudemos a apreciar la belleza desde que son pequeños…

 Para el día de reyes intentamos guiarnos un poco por la regla de “Algo que necesiten, algo que quieran, algo para ponerse y algo para leer.” Aunque al final siempre se suele ir un poquito de las manos por mucho que intentemos evitarlo:

Algo para leer ya trajeron los pajes,

Algo que quiera
es más bien algo que queramos nosotros para él, y es que tenga big big dreams, y si puede ser, que los cumpla :)! Por eso esa banderola cuelga ahora de su cunita;


 Algo para ponerse
, como este pelele de osito, las botitas de Tocotó vintage que llegaron desde Alicante y un gorro para que no se le enfríen las orejas:

Y algo que necesite; realmente no es nada necesario pero sí es algo que
eché de menos tener cuando Carlos era pequeño, y que ahora pueden
compartir ambos, un espejo irrompible para poder jugar con él sin peligro:

Hasta aquí los regalitos de Martín, el próximo día os enseñamos lo que venía dentro del saco de Carlos,pero os adelantamos un renito que se escapó desde Sevilla,
  
  
                            ???

Categories
DIY Unaporuna

#losmartescon2; El tractor que vino de Oriente

Hoy os traemos el post más largo del mundo o cómo no saber escoger las fotos de tus hijos…

Si el año pasado los reyes vinieron cargados con  #eltrendeCarlitos, este año los camellos debieron quedarse atascados por algún barranco y tuvieron que pedirle a Papa Noel que los acercara en un tractor hasta nuestra casa…

Así que al despertarnos…

G U A U!

Lo primero fue hacerse amigo del conductor,

Oiga señor, que se le ha olvidado tirar del tractor!

 Por lo visto el tractor venía con algunas averías y hubo que hacer reparaciones varias:

 
  
 

 Listo!
 

 
 

Ya es seguro para que se monte Martín,
 
 

Y ya de paso le hizo una revisión también al conductor, a ver cómo andaba de la vista,

 ¡Vamos a descargar la mercancía!

 

Otro día os enseñaremos qué había dentro de los sacos…

Tuvieron sus más y sus menos porque se quería llevar el tractor de vuelta a Laponia a Oriente o sabe Dios dónde,

Pero tranquilos, ganó el niño 😉

 
Con lo a gusto que estaba ese señor de rojo montado en la cabina,

Empezó queriéndose sentar a su lado y en un descuido, pum! Ya tenía el tractor para él solito,

 
  

(Abuela, tengo que cortarle el pelo, lo sé)

 
 

 

Y para su hermano:

 
 

Y hasta aquí la historia de El tractor que vino de Oriente…

Categories
Unaporuna

Los Reyes Magos…Una explicación preciosa para los niños.


Todos los niños cuando llegan a una edad, hacen la misma pregunta. ¿Los Reyes son los padres?
…Que chasco cuando nos enteramos verdad?

El otro día leí una explicación que me encantó, y la compartimos para que podáis usarla cuando os llegue ese momento, que tan complicado se puede hacer…

Mamá, mamá.. mis amigas del cole dicen que los Reyes Magos son los padres ¿Es verdaaaad?
 
La madre de Maria sonríe, le da un beso y le dice:
– Mira Maria… Tengo …que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 7 años.
Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a Maria:
– Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?
– ¡Sí mamá, por faaaavor!


Apreciado papá y apreciada mamá de Maria,

 Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer María. Es un niña preciosa que os va a hacer muy felices a los dos. Ya sabéis que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar el nacimiento del niño Jesús y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.
Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Además, ayer me caí del camello y me rompí el brazo (soy Melchor, un poquito torpe); Gaspar es muy lento porque camina con la ayuda de un viejo bastón y Baltasar, ¡nuestro viejecito Baltasar!, se olvida siempre de dónde tiene la lista de los regalos.

Como ves, ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

1º: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo el día de Reyes: leerán las cartas de sus hijos y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.
2º: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Maria hasta que cumpla 7 años. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres los que nos ayudan porque sino… ¿Qué pensarán de nosotros? ¿Dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a sus padres, las personas que más los quieren a ellos.
3º: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan “un poquito” en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.
Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando Maria te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más lo queréis en el mundo.

 Melchor, Gaspar y Baltasar
Categories
DIY Unaporuna

Se acaba el Adviento…

… y eso sólo puede significar una cosa, ¡que se acerca la Navidad! Días de estar en familia, de comidas y cenas, de amigos, fiestas, luces, dulces; días de celebrar el momento más importante del año.

¿Y qué mejor excusa para tomarnos unas vacaciones? ;P
Antes os enseñamos la corona en la que ayer ya brillaban las 4 velas, 

y aprovechamos para poner por escrito algunas de las cosas que nos hacía ilusión hacer tanto durante el Adviento como en los días
de fiesta que nos esperan. No se trata de hacerlas todas, sino de disfrutar en familia aquellas que nos vayan apeteciendo…

 La corona la hicimos con la ayuda de Carlos; un cedazo viejo que tenía mi madre por el trastero, un poco de pino, las 4 velitas, unos abetos, piñas y “Carlitos y Martín” con gorro de duende,

Y aquí va nuestra lista de ilusiones en familia:
 
– Hacer la corona de Adviento
– Poner la decoración navideña en casa
– Ver la iluminación navideña de nuestra ciudad
– Abrir cada día nuestro calendario de Adviento
– Leer un cuento de Navidad

– Merendar churros con chocolate

– Hacer una selección de juguetes para darlos a otros niños que no tienen tanta suerte como nosotros
– Hacer turrón casero (de lacasitos 😉 )
– Ir a visitar a tía Ana a Sevilla
– Hacer una bola de nieve mágica
– Ir a ver juguetes
 

– Montarnos en el carrusel

– Buscar el regalito de parte de los ReyesMagosdeVerdad
– Visitar algún nacimiento bonito
– Hacer una manualidad navideña
– Ver la cabalgata de los RRMM
– Hacernos una sesión de fotos navideñas 😉
 

– Ir de excursión a la calle misteriosa…
– Patinar sobre hielo
– Asar castañas (o chorizo!) en la chimenea
– Cantar villancicos al portal de Belén

Y sobre todo, sobre todo, pasar estos días juntos, tranquilos, con las menos prisas posibles, sin muchas compras ni mucho lío. Cuidar a la familia. Y a los que no lo son. Rezar. Acabar bien este año tan bueno. Empezar mejor aún el siguiente… Dar muchísimas gracias a Dios por todo.

Happy White Christmas
Categories
Inspiración Unaporuna

viernes=INSPIRACIóN

 Al fin hemos encontrado #elmejorregalo para esta Navidad!

 El más simple y a la vez el que más trabajo cuesta, ¿eh?

Y de verdad que para mí es el mejor… nada que pueda comprarse en una tienda me hace más ilusión que que venga un día mi hermana a comer a Córdoba con nosotros, o salir a cenar con @elhombremásguapodelmundo (sin 35 personas más en la misma mesa ;P), o que una tarde se venga mi madre a casa a estar aquí tranquilamente, o un café con una amiga; al final el tiempo de los demás es lo que más valoro, quizás porque a mí me cuesta mucho regalar el mío…

No descarto usar la idea esta Navidad, una cartita y listo, jjj. Lo malo luego será cumplirlo 😉

Y poniéndonos algo más serios, es cierto que tenemos de todo y nos cuesta trabajo saber qué regalar, pero no todo el mundo tiene la misma suerte así que aprovechamos para recordaros una iniciativa preciosa que ya os hemos propuesto otros años, haceros ayudantes de los reyesmagosdeverdad y poner nuestro granito de arena para que muchos niños y ancianos tengan también su regalito de reyes este año:
  

¡Animaos! Seguramente será el regalo que más ilusión
Categories
Unaporuna

Haz feliz a alguien

Siguiendo con el espíritu navideño que ya se respira en el ambiente hoy os vamos a dar una idea para los que tengáis niños pequeños en casa; la verdad es que nosotros no somos muy de Papa Nöel, a casa de nuestra abuela el día 24 venían los pajes de los Reyes Magos y es la tradición que nos gustaría mantener. Aún así, este rojo gordito se ha colado inevitablemente en nuestras calles, en nuestras casas y en nuestra Navidad. Y nos cae bien, oye.
 Vamos, que nos resulta simpático y no nos importaría que nos llamara por teléfono a contarnos cómo están los renos o si definitivamente este año hay tanta nieve que no va a poder llegar a tiempo ;P.

Si vosotros (o vuestros niños) tenéis algo que comentarle, podéis pedirle que os llame gracias a la campaña de Coca cola,  

Haz feliz a alguien

Sólo hay que entrar en  La llamada de Papa Nöel (desde un ordenador!), meter el nombre del niño -o el vuestro, jeje- y tener el móvil a mano.
 

La gracia está en que el niño vea el video en el ordenador y justo en ese momento lo llame Papa Nöel, es decir, que es mejor que estéis juntos, no es algo que podáis enviar a un sobri que vive en otra ciudad, no sé si me explico. Probad antes para que sepáis de qué hablo…

Y ahora os dejo, que me llaman al móvil 😉
 

Categories
Ñam Ñam Unaporuna

#desayunosNavideños; Bizcocho sorpresa

Esta semana la cosa va de Navidad, ya os lo avisamos, It´s beggining to look a lot like Christmas, así que hoy os proponemos otra receta, esta vez un poquito más elaborada que la de las galletas de reno,

Otro de los postres con los que nos sorprendió mi hermana el año pasado, un bizcocho con una estrella dentro!
Esto ya no parece tan sencillo, ¿eh?

El truco está en hacerlo en dos partes, en primer lugar hay que hacer el bizcocho interior o sorpresa, en nuestro caso un bizcocho de chocolate con forma de estrella. La idea la podéis ver más desarrollada aquí, pero básicamente es hacer una plancha de bizcocho de unos 2cm de altura aproximadamente y recortar muchas estrellas con el molde.

Luego hacemos la masa de un bizcocho blanco y preparmos un molde rectangular en el que ponemos un tercio de la masa. A continuación vamos colocando las estrellas una al lado de otra a todo lo largo del molde y terminamos de rellenar con el resto de la masa blanca.
Ya sólo queda hornear y… ¡sorprender!