Categories
Unaporuna

Ellos tienen MAGIA…

Mi padre dice que las buenas rachas hay que aprovecharlas.
Al máximo.
Me acuerdo cuando éramos pequeñas, que siempre nos decía que algún día esa “buena racha” se acabaría. Pasaron 30 años de buena suerte. Y me acuerdo aquella mañana que nos dijo: Se nos acabó la buena racha…
Pero si en algo creemos en esta casa es en NUESTRO ÁNGEL DE LA GUARDA, en que hay que seguir adelante y tener FE. Así es como hemos conseguido volver a estar en ese momento “de buena suerte”, en que la vida nos sonríe y nos ha hecho los dos mejores regalos del mundo: Carlos y Martín.

Antes era sólo Carlitos, mi persona favorita del mundo mundial. Y mientras más tiempo paso con él, más segura estoy de que tiene un don. Tiene algo que hace que todo sea divertido. Que te apetezca hacer cualquier cosa con él a cualquier hora. Aunque te canses, y mucho J.  Cuando voy a Córdoba casi no quedo con mis amigas, porque me flipa estar con él. Este año los días que he podido ir a la
feria, he preferido estar con él. Y me encanta la feria y estar con mis amigas.
Pero ÉL tiene MAGIA. Y lo más sencillo, lo convierte en INCREÍBLE. Y sé que lo consiento más de la cuenta, pero como yo le digo, es un cautivador y camelador nato. Suele conseguir lo que quiere, y es casi imposible decirle que no. Y más con esta cara…

 

 

Pero ahora son dos. Creía que había que repartir ese amor entre los dos, pero no ha hecho falta, porque se ha multiplicado.  Martín es un bombón de chocolate blanco. De los que están rellenos de blandito. Siempre está sonriendo. Me encanta verlos juntos. Siendo tan pequeños se adoran por encima de todo. Carlos necesita tenerlo cerca, darle abrazos, cogerle las manitas y enseñarle todas las cosas gamberras que sabe. Y Martín necesita ver a su hermano. Se entretiene  en su sillita mirándole y riéndose sin parar.
Ojalá ellos tengan la misma relación que tenemos mi hermana y yo.

 

Y pido todos los días,
para que sean igual de felices que son ahora.
Porque son la
FELICIDAD en persona. Y eso, también es MAGIA.
Os quiero dejar 3 pequeñas reflexiones para cuando paséis un
mal momento, nunca perdáis la
FE, LA ESPERANZA Y LA CONFIANZA. A nosotras nos ayudó
tanto…

Una vez todos los aldeanos decidieron orar por lluvia, se reunieron en la plaza, pero sólo un niño llevaba paragüas. Eso es la FE.

La sensación de un niño de 1 año cuando lo tiras al aire, él se ríe, porque sabe que no lo dejarás caer. Eso es la CONFIANZA.

Todas las noches nos vamos a la cama sin ninguna garantía de despertar vivos, pero todavía tenemos planes para mañana. Esto es la ESPERANZA.

 

 

Categories
Unaporuna

JUST BORN

Bueno, parece que los 15 días de “baja maternal bloguera” están llegando a su fin… qué rápido se han pasado ;)!

Nos despedimos el #19deNoviembre, algo tristes, pero volvemos MAS FELICES QUE NUNCA. Al día siguiente llegaba al mundo Martín y desde entonces sólo podemos dar gracias por lo bien que ha salido todo esta vez.

A muchos os pilló por sorpresa, hacía tan poco que os lo habíamos contado que no lo esperábais tan pronto pero ni se adelantó ni nada, más bien al contrario, nos tuvo la última semana recorriéndonos la ciudad a patita, de una punta a otra, para ver si se animaba a salir, pero ni paseos, ni caminatas, ni gambas, ni comida picante ni nada de nada, ¡que ahí dentro se estaba muy bien!

Al final no quedó más remedio que “sacarlo”…

 

 

El caso es que ya lleva casi 20 días con nosotros, él está estupendo, Carlitos encantado con su hermano y nosotros, ya lo hemos dicho,

¡FELICES!

Y ahora que os lo hemos presentado, ya sabéis que tendremos una cita semanal con él en #losmartescon2 😉

Esperamos que por aquí todos sigáis bien y no nos hayáis echado demasiado de menos…
Hasta mañana!
PD: Perdonad la calidad de las fotos pero por mucho que siempre cargo la cámara al hospital al final, 
       entre molestias, prisas, etc. acabamos recurriendo al móvil 😉
Categories
Unaporuna

#losmartesconCarlos y…………………………………………………….

Hoy escribe Carlitos porque quiere contarle a su tía favorita una noticia:

Tía Ana, quiero que sepas que ya mismo cumplo 2 años; soy un niño mayor! Abba me dice todos los días lo bueno que soy, aunque cuando tú y yo estamos juntos nos volvemos un poco locos.



Este verano he aprendido un montón de cosas nuevas! He hecho muchos castillos, he aprendido a cantar y bailar y ya sé hasta las vocales. También he compartido todos mis juguetes, he rezado antes de comer y me lo he comido todo. Me encantan los cheettos pandilla y todo lo que tiene sabor a tarta. 



He arreglado muchas cosas en casa, y siempre llevo conmigo la caja de herramientas. Torto me enseña a utilizarlas aunque dice que las suyas son de mayores, ¿todavía no sabe que ya soy mayor?


Sigo durmiendo en cuna, aunque muy pronto sé que me pasarán a una cama de mayores…


Me encanta la plastilina, tirar los dados y estar todo el día imitándoos y riéndome. Todo esto tú ya lo has visto, pero a lo mejor no sabes lo más importante…

Si Dios quiere, en Noviembre seré HERMANO MAYOR!



En realidad se que soy el mediano, y sé que ser mediano es lo mejor, porque es como el jamón del sándwich, o la salchicha del perrito, vamos, lo más rico 🙂

Y sabes cómo me he enterado? Porque mi MAMÁ tiene un bebé en su barrigota!! Por eso es tan grande y tan redonda…Yo le doy besitos y caricias porque ya quiero mucho al bebé. Creo que se va a parecer a mí, aunque no será tan bueno!! (Risas de malo, malísimo).

Mami, quiero que sepas que lo voy a cuidar mucho, que vamos a ser como Tía Ana y tú, jugaremos juntos y nos pelearemos también. A veces si te veo mucho con él, a lo mejor me enfado, pero tú no te enfades, es que ahora soy el mimado de casa y me gusta mucho serlo. 



Quiero decirte que estoy preparado para dejarle mi ropita y todas mis cosas, y que le haré un hueco en mi habitación, sólo si se porta bien y no llora.



Mamá y Papá, gracias por confiar en mi, y dejarme ser el mejor HERMANO MEDIANO del mundo. Os prometo que lo voy hacer muy bien, y sobre todo, lo voy a querer muchooo muchooo! 

Además estoy seguro de que a mí me seguiréis queriendo tanto como hasta ahora, y seguiremos jugando y riéndonos juntos cada día, sólo que ahora Martín también se unirá a nuestras risas, y será el doble de divertido…

Qué ganas tenemos de conocerte Martín!!