Categories
Unaporuna

Ser mamá no era otra cosa…?

Esta carta que leí el otro día aquí,quería compartirla con vosotros. Para todas las mamás, las futuras mamás y para las que como yo, tienen a una recién estrenada mamá muy cerquita…porque visto desde fuera, parece lo más bonito del mundo, y seguro que es más de lo que nos imaginamos, pero también es muy duro…

Y aprovecho esta carta para Felicitar a una súper mamá, que esta mañana ha presentado su tesis doctoral, que tiene un niño de 1 añito y que es toda una mamá trabajadora! Compaginar todo eso viviendo en Madrid y sin ayuda, no debe ser nada fácil.

Otro día os contaré mi opinión sobre esto…que llevo varios días con el tema en la cabeza…

Querida, la gente te dirá que ser madre es maravilloso, pero eso no es verdad. Maravilloso es una palabra que pertenece a tu vida anterior a ser mamá. Viajar era maravilloso, leer a Murakami, ir a conciertos, comprar billetes para el paraíso y embarcar de la mano de tu padre rumbo a países exóticos, era maravilloso. Pero ser madre es otra cosa. Es una nueva verdad que te estalla en la cara como 1000 fuegos artificiales. Es una convulsión, un tsunami de agua dulce, una descarga de Verdad. Creíamos que la vida era aquello, cuando en realidad era esto. Que la felicidad se podía explicar, cuando no hay calzador que la meta en una sola palabra. Que ya sabíamos de que iba el libro, cuando no habíamos empezado siquiera el prólogo. La maternidad es un viaje hacia dentro. Una montaña rusa emocional que te lleva de paseo por todas las estaciones de tu vida para reconciliarte con tu pasado y poner patas arriba tu futuro. Y tú vas arriba y abajo y al centro y pa dentro, al principio sin control, hasta que te conviertes en el capitán de la enloquecida nave nodriza, sintiendo que tienes una Misión en este mundo, porque llevas a otro en el asiento de atrás y debes llevarle a alguna parte, una mejor a ser posible. Entonces te transformas en tu mejor versión de ti. Y aprendes a darte por entero y dejas de ser alguien que sólo pensaba en si misma. Así de simple. Te vacías y te llenas todos los días. Surcas el universo con una responsabilidad a la espalda y  tu alma a flor de piel, tratando de cambiar el mundo, para que el mundo sea mejor para tu hijo, del mismo modo que quieres que tu hijo sea mejor para el mundo. Y eso es más grande que todo lo que pensabas que era Estar Vivo. Sentirse vivo es una cosa, pero estarlo…, estar realmente viva las 24 horas del día en un estado permanente de enamoramiento y crispación, agotada, con el corazón en un puño y un motivo más grande que tú para seguir viviendo en el otro, es todo menos aburrido. La etapa más dulce, sorprendente, salvaje, dura, amorosa, electrizante e inesperada de tu existencia, es sin lugar a dudas la maternidad, aunque te pises las ojeras con los zapatos y tu vida no se parezca en nada a eso que pensabas que iba a ser “ser mamá”.

Categories
Ñam Ñam Unaporuna

FELICES 58+1

Ayer fue el cumple de nuestra madre y nos hemos acordado que no os habíamos enseñado cómo lo celebramos el año pasado; una comida en casa, en familia, al calorcito de la chimenea y las luces navideñas…

 ¡y aprovechamos para felicitarla también este año!

Mi hermana se curró una mesa bonita llena de detalles navideños,

 
regalitos, como el que os enseñamos aquí,

 

 dulces, como estos rojos gorditos hechos con fresas, nata y ojos de chocolate,

y las velas gigantes que ya os contamos a los que nos preguntásteis por Instagram que compró en Natura:

Y una de las cosas que más triunfó sobre todo por lo fáciles de hacer fueron estas galletas de reno o

Si tenéis gana de hornear (siempre que hago galletas me acuerdo de la chica de esa peli que seguro vuelven a poner esta Navidad, que horneaba galletas cuando tenía visitas para que oliese bien la casa; no es mi caso, que precisamente prefiero que huela a flores!) podéis hacer cualquier receta de galletas que os gusten,

nosotras directamente usamos las típicas galletas de mantequilla que trajo mi hermana de Londres y que nos encantan,

Así que sólo tuvimos que hacer los cuernos y los ojos con los tubitos de chocolate para decorar que venden en cualquier supermercado,

 
y ponerle una nariz de lacasitos:

Más fácil imposible, no descarto hacerlas un día de éstos con Carlitos…

Ya sólo tenéis que sacar algunas tazas monas, poner un mantel navideño, y ¡a merendar!
Categories
Unaporuna

Mamá y yo…Nuestro viaje juntas. Más que un viaje, una experiencia.

 

Tenía pendiente escribir este post pero necesitaba algo más de tiempo para hacerlo. No es un post sobre el viaje, de viajes ya hablamos ayer, y realmente el sitio no era “muy bloguero”, pero independientemente del sitio, lo importante fue la compañía.

Nunca antes habíamos hecho un viaje ella y yo solas; si pequeñas excursiones a Madrid, a ciudades por algún motivo…pero esta vez, nuestro único motivo era descansar y estar juntas.

Las dos necesitábamos vacaciones. Mi madre no para. Literalmente. Yo muchas veces me enfado porque puede permitirse trabajar menos y parar un poco, pero la realidad es que es imposible. Ella está pendiente de todo y de todos. Muchas veces me pregunto si el día que yo sea madre, lo haré la mitad de bien que lo hace ella. Lo dudo. A ella nunca se le escapa un detalle. Nunca. Qué capacidad para estar pendiente de todo.

Y yo llevaba una época de muchos viajes, aviones y noches fuera. Así que irnos a un destino cerquita, en coche, las dos juntas era la mejor opción.

Nos fuimos al Algarve, y por equivocación mía, cogí un hotel en pleno centro de Albufeira, sin saber el fiestón que había allí por las noches.

El hotel estaba al lado del mar, así que nuestro plan era despertarnos sin ninguna prisa, desayuno lento y tranquilo, y bajarnos a la playa. Descansar, descansar y descansar. Llevábamos muchas horas de sueño acumulado. Dormir y charlar fueron las principales actividades del viaje 🙂

Por las noches, como estábamos tan descansadas, nos dábamos una ducha y salíamos un rato, cuál adolescentes. Digo adolescentes porque en cada bar, nos ofrecían chupitos y no entendían que mi madre pidiese sólo mojitos sin alcohol! De algún otro bar tuvimos que irnos, porque no estábamos para bailar la gozadera y beber jagger mano a mano, jaja. Me río cada vez que me acuerdo, las dos allí en un “antro” con la música a tope, y explicándole a los camareros que nada de chupitos.

Tuvimos mucho tiempo para disfrutar la una de la otra.

Nos hicimos selfies, comimos perritos a las 17h de la tarde, limpieza de pies con el método de los pececillos, que creemos no volver a repetir, escuchamos música en directo, dormimos siestas antes y después de comer y sólo discutimos a la hora de pagar. Ella es un poco pesada y nunca deja que la invitemos. ¿Y hay algo mejor que poder invitar a tus padres?

Desde aquí os animo a todas, que si tenéis la oportunidad lo hagáis, porque el buen sabor de boca, a nosotras, nos durará hasta el año que viene que pensamos repetir.

Categories
Unaporuna

Los secretos de una madre…

Tengo muchos post pendientes de contaros, pero he vuelto a meter la vida en una maleta y no consigo robarle más horas al sueño para escribir, pensar, publicar…

Esta foto es del viaje que hemos hecho este verano mi madre y yo. Un viaje que recomiendo a todo el mundo, no tanto por el destino, sino por el PLAN. Mamá y yo solas. Nadie más. Y encima sin cobertura. Os prometo que os lo contaré pronto.

Pero el post de hoy es de un artículo que leí hace tiempo y me apetece compartirlo.

“Nuestras madres están siempre para nosotros ahí y pareciera que no tienen otro interés en la vida, sino el hecho de que siempre estemos y nos vaya muy bien. Olvidamos rápidamente que nuestra madre es también un ser humano con su propia vida, sueños y deseos, que su amor por su hijo es demasiado grande y que cuida de él hasta el punto de olvidare de ella misma.
Ha llegado la hora de bajar el telón y revelar los “pensamientos secretos”, que una madre tiene con su hijo.

1.Tu eres el motivo del porque ella ha llorado tanto.
Ella lloró de alegría, cuando experimentó tu embarazo. Ella lloró por tener suerte cuando entre sus brazos te pudo tener. Ella lloró por preocupación, cuando tú no te encontrabas bien. Y con orgullo, cuando diste tus primeros pasos y por todo lo que en tu vida aconteció.

2. Ella también quería ese último trozo de pastel.
“Pero claro mi amor”, dijo ella al notar que tú aún no estabas del todo satisfecho/a . “Es todo para ti” dijo; dejando ese último trozo y renunciando a él para que tú estuvieras no pasaras más hambre. Pero no solamente con un pastel ocurrió esto, sino renunciando también a mucho más en su vida.

3. Siempre se preocupó por ti.
Antes de tu nacimiento, ella lo preparó y entregó todo para que a ti nada te ocurriera. Cuando tu llegabas tarde a casa, ella estaba despierta aún esperandote. No se quería molestar contigo, solo quería saber si estabas bien.

4. Aunque ella sufrió dolores. Siempre los tiene de nuevo contigo.
En tu nacimiento soportó un gran dolor, uno de los más fuertes que una mujer puede experimentar. El 9 mes no fue tampoco nada fácil. Después tú, con tu tierna boca la mordías cuando te amamantaba y también la pateabas. Pero con una sonrisa tuya a ella le bastaba para que el dolor desapareciera.

5. Ella no es perfecta.
Tal vez ella se estresaba solo porque se preocupaba por ti. Tal vez ella no lo hacía “todo” siempre bien como tu lo querías. Pero ella dió lo mejor de sí en cada ocasión y se hacia duras autocríticas por no ser mejor para ti.

6. A ella le gusta observarte.
Es increíblemente difícil para ella quitarte los ojos de encima. Cuando te dormiste finalmente después de esa larga noche de insomnio y luego despertaste a la mañana siguiente con una sonrisa al ver su rostro. Este momento siempre lo llevará en su corazón.

7. Cuando lloraste, parecía que el mundo se iba a acabar.
Cada lágrima o sollozo que tu emitías, era para ella como una punzada directo en su corazón. Y no había nada más importante en ese momento que tomarte entre sus brazos y consolarte hasta que estuvieras bien nuevamente.

8. Desprenderse de ti es casi como perderte.
Ella sabe desde el principio, que tú construirás tu vida paso a paso, tu primer amor, tu primer apartamento, no importa qué, cada uno de estos pasos es difícil también para ella. Pero lo más dificil será para ella, aceptar que ya puedes volar solo y hacer tu propio camino, sabiendo que no te tendrá cerca las 24 horas del día.

9. Ella lo volvería a hacer.
A pesar de cualquier dolor y/o las carencias que hayan venido, siempre la alegría y el amor fueron mucho más grandes e importantes para ella y eso fue lo que te entregó. Es por esto que ella volvería a pasar por todo esto nuevamente, dolor, sufrimiento, agotamiento y lo que fuera necesario para que estuvieras bien. Todo por que ella te quiere sobre todas las cosas.

Ella, es la MEJOR MAMÁ del mundo, y la mejor ABUELA…


Categories
Unaporuna

FELICIDADES MAMÁ…

Ayer os contaba mi hermana que este fin de semana hemos celebrado el cumpleaños de mi madre y el suyo. El de mi madre era el 13 de Diciembre (para todas las supersticiosas, deciros que el 13 da buena suerte y sino que se lo pregunten a ella). Caía en sábado y no pudimos celebrarlo hasta el domingo, por lo que ese día, quisimos mandarle unas flores, bonitas y bien presentadas, y además huelen fenomenal. A la hora de regalar flores en Córdoba no lo dudamos, El puentecillo es un acierto seguro.

 

Paloma tiene justo el estilo que nos gusta para preparar ramos, centros, o lo que le pidas!

Con las flores, le mandamos una carta, y escribimos este pequeño cuento, que nos encantó cuando lo leímos, y además estamos totalmente de acuerdo.

“- ¿Por qué lloras mamá? – le preguntó un niñito a su madre.
– Porque soy mujer. – le contestó ella.
– Pero, yo no entiendo! – dijo el niño.

Su madre se inclinó hacia él y abrazándolo le dijo:
– …Y nunca lo entenderás mi amor.

Más tarde el niñito le preguntó a su papá:


– ¿Por qué mamá llora a veces sin ninguna razón?


– Todas las mujeres lloran siempre por ninguna razón… – fue todo lo que el
padre le podía contestar.

El pequeño niño creció y se convirtió en todo un hombre, preguntándose aún
¿Por qué era que las mujeres lloraban sin razón?


Un día el niño convertido en un hombre se arrodilló y le preguntó a DIOS:


– DIOS… ¿Por qué lloran tan fácilmente las mujeres?


Y DIOS le contestó:


– Cuando hice a la mujer tenía que crear algo especial. ¡Hice sus hombros
lo suficientemente fuertes, como para cargar el peso del mundo entero, pero; a
la vez lo suficientemente suaves como para confortarlo! ¡Le dí una inmensa
fuerza interior, para que pudiera soportar el dar a luz y también hasta el
rechazo, que muchas veces proviene de sus propios hijos!

Continuó:

– ¡Le di la fortaleza que le permite seguir adelante, cuidando de su familia, sin quejarse, a pesar de las enfermedades y
la fatiga, aun cuando otros se rindan! ¡Le dí la sensibilidad para amar a sus hijos, bajo cualquier
circunstancia, aún cuando esos hijos la hallan lastimado mucho… Esa misma
sensibilidad, que hace que cualquier tristeza, llanto o dolor del niño
desaparezca y que le hace compartir las ansiedades, dudas y miedos de la
adolescencia!
– ¡Le dí la fuerza suficiente para que pudiera perdonar a su esposo de sus
faltas, y la moldeé de una de sus costillas para que ella pudiera cuidar de su
corazón!
¡Le dí sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimaría a su
esposa, y también a veces le pongo pruebas para medir su fuerza y determinación
para mantenerse a su lado a pesar de todo!
– Pero Hijo… para poder soportarlo todo… ¡Le dí las lágrimas y son de ella
exclusivamente para usarlas cuando las necesite, al derramarlas vierte un
poquito de amor en cada una, que se desvanece en el aire y salva a la humanidad
!!! Es su única debilidad… es una lágrima por la humanidad.
– Gracias Dios por haber creado a la mujer… ahora comprendo el sentir de mi
madre
,  la mejor persona que he
conocido nunca en mi vida-
– respondió el hombre con un fuerte suspiro en sus labios”
¡¡MUCHAS
FELICIDADES MAMÁ!!

Que suerte tan grande hemos tenido de tener una madre como TÚ

Y Alvarito y Carlitos la mejor abuela que se pueda tener…

Te queremos muchísimo,

Tus niñas…

El domingo lo celebramos en casa, en familia, y preparamos algunos postres y detalles que os enseñaremos en los próximos post, ya sabéis que nos encanta preparar cenas o celebraciones especiales…

Categories
Inspiración Unaporuna

viernes=INSPIRACIóN

Cuando los niños nacen los padres pasan, inevitablemente, a un
segundo plano. Todo se concentra en el pequeño: las atenciones, los
recursos, etc. Es algo normal, pero quizá deberíamos recordarnos a
nosotros mismos, de vez en cuando, la importancia de ser padres, en
especial la de la madre.


Tras gestarlo durante 9 meses sufriendo los dolores y las
incomodidades asociadas a los embarazos: y sobre todo el momento final del
parto, hace que tengamos a las madres en un pedestal. Por eso, el
primero año del pequeño debería celebrarse también como el primer año
como madre.


En esta campaña sugieren una bonita manera de celebrarlo. Tomad nota papás.

 María Zúñiga en La voz del muro
 
Parece que esta semana va de videos… Buen fin de semana a todos, nosotras vamos a ver si organizamos #elcumpledeCarlos ;)!

Categories
Unaporuna

Lo estás mal acostumbrando a los brazos…

“LO ESTÁS MAL ACOSTUMBRANDO A LOS BRAZOS” me afirmó el verdulero…Díselo a la naturaleza que lo ubicó 9 meses cerca de mi corazón, 9 meses al compás de mi respiración, 9 meses en compañía de mi voz. Ella lo mal acostumbró primero, que sabiamente llenó mi pecho de leche, para seguir siendo uno los dos. Que te explique la naturaleza por qué me sonríe cuando estoy mal y me estira los brazos loco de amor. Que lo estoy mal criando en brazos? Cuando no me pide zapatos ni un coche de lujo, tan sólo que lo coja, por besos babosos a cambio. No me niego a sus brazos porque negarme sería reprimir el amor más puro e incondicional, me pide brazos porque después de pasar casi un año tan unidos como jamás lo volveremos a estar, nuestro único consuelo es abrazarnos, para no extrañarnos tanto y amarnos más y más. Después de todo, más temprano que tarde aprenderá a caminar y todo esto será un hermoso recuerdo, de cuando una vez él fue bebé y mis brazos eran todo para él. Así que Señor verdulero, sin duda la naturaleza es más sabia que ambos, lo que para usted es “mal acostumbrarlo a los brazos” ella lo llama: AMAR, MAMAR, MAMÁ- Ni los árboles sueltan sus frutos pequeños, los cargan, hasta que estén listos…

 

Como contaba ayer mi hermana, en una semana Carlitos cumple un año, y el otro día leí este texto y me gustó mucho. Yo he sido la primera que alguna vez le he dicho a mi hermana (al principio) que había que dejarlo llorar, o que no podían cogerlo a la primera de cambio. Claramente me equivocaba, (y respetamos a todas las que preferís ese método de educación) pero yo desde mi experiencia como TÍA, que nunca se igualará a la de una madre, pero tengo la suerte de que en mi caso es muy cercana, creo que un bebé no entiende de educación, no entiende de normas, y lo único que realmente quiere y necesita es que estés tiempo con él, que juegues con él y que le hagas caso, porque te necesita. A mi me ha dicho mucha gente que lo estamos mimando mucho, y yo nunca lo niego. Y no hablo de regalos, que mi hermana me ha puesto la norma de que sólo se regala el día de su Santo, el de su Cumple y en Reyes, sino de tenerlo en brazos, de hacer las cosas que le gustan y de pasar mucho rato con él…Y ya vendrá el momento de educarlo, cuando lo entienda…

Sea cuál sea la forma de educar de cada uno, estará bien hecha, creo que no hay una fórmula secreta, pero si es muy importante respetar lo que elija cada persona para su bebé, porque lo único que está claro es que siempre pensarán que es lo MEJOR PARA ÉL…