Categories
DIY Unaporuna

Los martes con Carlos; #cumplo1 II

Hace ya tiempo de esto, pero nos han pedido ideas para cumples, así que de momento os enseñamos algunas cosas que no visteis del cumple de Carlos:

 
Aquí os contábamos que habiamos decorado todo con globos, así que la invitación, vía whatsapp, era Carlos con su globito rojo:

Ah! por eso de las alergias etc. no había probado aún el chocolate así que aprovechamos ese día para darle tarta por primera vez 😉

Además de las cosillas que ya os enseñamos, hicimos una piñata de globo gigante:

Para ello usamos, como dicen los niños, la mezcla de Art Attack; los que no tengáis niños puede que no hayáis oido nunca ese nombre pero por lo visto es un programa de manualidades dirigido a ellos y en el que usan muy a menudo la técnica de mezclar agua y cola para ir pegando trocitos de papel de periódico sobre un globo, como hicimos nosotras para nuestra estrella de luz,

Una vez seca la mezcla se pincha el globo, y ya tenemos la piñata con la forma de globo gigante!

Lo malo es que nosotras no esperamos lo suficiente para pinchar el globo (cuando pones muchas capas puede tardar hasta varios día en secarse), y se deformó un poco, aunque a los niños no pareció importarles mucho… cuando tiraron de las cuerdas y vieron que no se rompía, directamente cogieron la piñata cada uno de un lado y la hicieron pedazos en un segundo para lanzarse a por las chuches!

Por último quisimos darle algo a cada niño, además del tarro de Cookies de chocolate, para que tuvieran un recuerdo, así que imprimimos unas tarjetas con una foto de Carlos inflando un globo,

 
les hicimos una ranurita en la boca y metimos un globo desinflado;

¿me ayudas a inflarlo?

Así que aquí tenéis algunas ideas para vuestros cumples, y la técnica para hacer una piñata en casa, que si los niños son algo mayores puede ser divertido que os ayuden a fabricarla, ¿qué os han parecido? ¿os animáis a hacerlas para la próxima fiesta?

Categories
Unaporuna

Una BABY SHOWER muy especial.

¡Buenos días! 

El post de hoy me cuesta mucho trabajo escribirlo y además me produce un sentimiento de tristelicidad.  Inevitablemente me pone triste, mucho más triste de lo que nadie puede imaginar, pero también feliz, porque disfruté muchísimo con la preparación y lo hice desde el amor más grande y sincero que se puede hacer algo. Hacia mi hermana y hacia mi primer sobrino. A los 2.

Hace ahora un año, organicé una Baby Shower sorpresa para mi hermana. Os la contaré en varios post para que no se haga muy largo.

Lo primero, LAS INVITACIONES.

A ella le encantan las manualidades, por eso quería que todo fuera hecho a mano. A mí en aquel momento no me interesaban mucho, la verdad, pero puse todo mi cariño y esfuerzo en hacerlo lo mejor posible.

Como en aquella época ni teníamos el blog ni pensábamos tenerlo, no tengo fotos buenas, pero si que hice algunas para luego regalarle un álbum de recuerdo.

La invitación consistía en un sobre craft que se abría en forma de cajita, de selfpackaging

y dentro encontrabas lo siguiente: Una foto de mi hermana embarazada, una tarjeta con una frase estampada con sellos, un cartón (de una caja) con la información de la fiesta y un pequeño sello de unas manos, o unos pies, junto con una frase, “READY TO POP!”. La idea de la frase me la dio Bea, autora del precioso blog Con Botas de Agua.

Puse 3 modelos de fotos diferentes porque las 3 me gustaban tanto, que no supe elegir sólo una.

Todo dentro de la cajita y cerrada con cuerda vieja y puntilla de encaje blanco. También puse etiquetas con los nombres de cada una de las invitadas.

Ah! Y un sello de un niño pequeño, que me encantó cuando lo ví. 
Cada una de las invitaciones las metí en un sobre, donde puse un poco de papel craft y washi tape con las direcciones, y listo para enviar a todas sus amigas.

La semana que viene os enseñaré los detalles de la fiesta; siempre nos quedará el recuerdo de un día muy especial…