Categories
Unaporuna

Los martes con Carlos; sus faldones

Hoy aprovechamos el blog para enseñarles algunos faldones de Carlos a unas amigas que el otro día querían verlos en casa, pero como muchos ya están guardados…

 Con cuánta ilusión fuimos sacando faldones del fondo de los trasteros de sus abuelas, ¡y de sus bisabuelas! 

 

  



 

Su armario era una mezcla
de herencias y para nosotros, ése era el verdadero valor más allá de los
encajes o bordados que tuviese cada faldón…

 
 El
saber que éste lo habia llevado su abuelo de pequeño, que aquel me lo
había hecho a mí su bisabuela cuando nací o que el otro fue con el que
bautizaron a papá,

 
 Esas son las cosas que nos hacen ilusión,
 
Y también gracias a eso el #hombremásguapodelmundo consintió en ponerle “esas faldas” a un niño! 

  
Aunque
al principio no se le veía muy suelto para ponérselos, ni para
conjuntarlos, con buena voluntad se acaba sabiendo hasta si los lazos
van alante o atrás, eh? ;)!

 
 Algunos aún tienen las cintas rosas pero se las cambiamos por grises, azules o blancas, eh?

 
Y hasta aquí algunos de nuestros preferidos…
   
  
 (Fue un fallo hacerles las fotos sin planchar, grrr)
  
Ya avisamos que los martes seríamos un poco monotemáticas con los bebés, mañana volvemos con otras cosas, que tengáis un buen día!

Categories
Unaporuna

Bautizo de Carlos II

 Por “aclamación” popular, y porque os lo prometimos aquí, seguimos contándoos cosillas que preparamos para el Bautizo de Carlos:

Hoy lo que más nos gustaba de todo, lo más especial para
nosotros porque lo compramos hace ya casi 2 años, cuando los bautizos
quedaban aún lejanos…


Llevaba tiempo enamorada de él, siempre que iba a #nuestratiendapreferidademadrid, Federica & Co., lo veía y soñaba con un bebé a quien bautizar un día,

Aún
no entiendo cómo pudo estar tanto tiempo allí sin que nadie se lo
llevara, creo que estaba esperándonos y cuando al fin tuve una razón
para comprarlo… aún hasta lo dudé, muy típico en mí. Igual de típico
que arrepentirme a la media hora y tener que volver a la tienda cruzando
los dedos para que todavía esté allí, jaja!
Era un capricho pero #elhombremásguapodelmundo me
convenció para volver a por él justo antes de coger el AVE de
vuelta…  y allí seguía, tan largo, tan blanco a pesar de los años, tan
especial…

La
propia Federica me confesó que lo había comprado en un anticuario en
Francia, para su sobrino, pero luego no quisieron bautizarle con él, así
que lo vendía con algo de pena; creo que te gustará saber cómo lo hemos
disfrutado nosotros, Fede!


Para la ceremonia religiosa no lo llevó puesto, teníamos también los
faldones familiares y al final elegimos el que llevaron todos mis tíos, y
después yo, y después mis primos pequeños… pero eso ya es otra
historia, para otro día, que el de hoy ha sido muy muy largo (el día, no el post 😉 )
Así que continuará…


Categories
Unaporuna

El bautizo de Carlos I

Hoy por fin hemos estado organizando las fotos del bautizo de Carlos; tenemos tantas cosas que contaros que lo dividiremos en varios post para que no se hagan muy pesados…

Empezaremos por los preparativos; las cosas que Carlos llevaría a la Iglesia ese día, de un manera u otra, eran especiales y casi todas estaban preparadas mucho antes de que supiéramos siquiera de su existencia…
Como el agua de Medjugorje, que una amiga de nuestra madre nos trajo para este fin, la concha de plata que su bisabuelo le regaló a su hermano,

o el pañito que le bordó su bisabuela:

Todos los que hemos sido bautizados en Cristo 
resucitaremos en Él

qué suerte tener bisabuelos, ¿eh? no diremos jóvenes pero sí lo bastante bien como para disfrutar de él esperemos que mucho tiempo ;).

La vela se la compró su abuela, blanca, lisa, y nosotros le añadimos una “empuñadura” de cuerda para darle algo de gracia,

 y el gorrito también se lo hicimos, con una tira bordada de su bisabuela (o de otros parientes anteriores, quién sabe, jeje), para que fuera un poco a juego con el faldón:

Hasta la percha para colgar su faldón era especial, de cartón hecha especialmente para él, con su nombre, regalo de reyes de su tía segunda ¿así se llaman a los primos de los padres? ¡qué líos de parentescos!
Y el faldón… al faldón le reservaremos otra entrada, porque su historia y sus fotos lo merecen!

Así que continuará…