Categories
Unaporuna

#losmartescon2; De picnic en ¿Central Park?

Los últimos días antes de que naciera Martín hubo un poco de todo; como estuve trabajando casi, casi hasta el final se me acumularon los preparativos, la celebración del cumple de Carlos, que me hacía ilusión hacerla antes de que llegara su hermanito y compartieran protagonismo para siempre y todas esas cosas que vas dejando para “cuando esté de baja y tenga tiempo” 😉

El caso es que, por si se adelantaba, corrimos, corrimos y al final, de adelantarse nada, así que acabamos teniendo la última semana libre de verdad, sólo para dar paseos laaaargos a ver si Martín se animaba a salir, y para disfrutar los últimos días de niño único de Carlos,

Así que cuando supimos que el 19 de Noviembre sería el último día de pasear el barrigón, mi hermana nos propuso lo que acabó siendo UN PLANAZO,

Una manta de cuadros, una cestita con cosas ricas y un parque…

¿qué más necesitamos?

Sol y un niño con ganas de correr,

 
Ah! Y la cámara; estos espacios tan amplios son un gustazo a la hora de hacer fotos!

Veo las fotos de ese día y me transmiten tanta paz…

( ya llevaba puesta hasta la pulsera del hospital, jjj)

Aprovechamos para soplar oootra vez las 2 velitas,

Y para que Carlos disfrutara ¡mucho! las herramientas de chocolate que le había regalado su madrina:

Carreras y risas en un parque que nada tiene que envidiar a otros con más nombre… 

¡Deseando repetir!
Categories
Unaporuna

Te estamos esperando…ISABEL

Esta semana está siendo más de emociones que de otra cosa, y aunque hoy queríamos contaros un plan de viaje muy chulo, lo reservamos para la semana que viene, y le dedicamos este post a nuestros primos, que si Dios quiere, hoy serán papás.

 
 
El texto se refiera a un hijo, y en este caso será una hija, pero en cualquiera de los dos, creo que el sentimiento es el mismo.
 
Hoy estamos toda la familia muy nerviosa, esperando noticias, y encendiendo una velita para que sea una horita corta.
 
Y a ti, pequeña, ya te dedicaremos un post entero (que aquí a todo el mundo le gusta que le dediquemos uno 😉 pero antes de que revoluciones la vida de todos, decirte que te prepares para todo lo que vas a vivir, porque el mundo de los mayores es caótico, pero también es increíble.
Y te mereces aprovecharlo desde hoy hasta siempre.
 
Ah, y por favor, que seas pequeñita y te quepa toda la ropita que te ha hecho tu abuela 🙂
 
Has tenido la gran suerte de tener una familia increíble. Disfrútala.
 
Te estamos esperando, ISABEL.
 

Categories
Unaporuna

#losmartesconCarlos y…………………………………………………….

Hoy escribe Carlitos porque quiere contarle a su tía favorita una noticia:

Tía Ana, quiero que sepas que ya mismo cumplo 2 años; soy un niño mayor! Abba me dice todos los días lo bueno que soy, aunque cuando tú y yo estamos juntos nos volvemos un poco locos.



Este verano he aprendido un montón de cosas nuevas! He hecho muchos castillos, he aprendido a cantar y bailar y ya sé hasta las vocales. También he compartido todos mis juguetes, he rezado antes de comer y me lo he comido todo. Me encantan los cheettos pandilla y todo lo que tiene sabor a tarta. 



He arreglado muchas cosas en casa, y siempre llevo conmigo la caja de herramientas. Torto me enseña a utilizarlas aunque dice que las suyas son de mayores, ¿todavía no sabe que ya soy mayor?


Sigo durmiendo en cuna, aunque muy pronto sé que me pasarán a una cama de mayores…


Me encanta la plastilina, tirar los dados y estar todo el día imitándoos y riéndome. Todo esto tú ya lo has visto, pero a lo mejor no sabes lo más importante…

Si Dios quiere, en Noviembre seré HERMANO MAYOR!



En realidad se que soy el mediano, y sé que ser mediano es lo mejor, porque es como el jamón del sándwich, o la salchicha del perrito, vamos, lo más rico 🙂

Y sabes cómo me he enterado? Porque mi MAMÁ tiene un bebé en su barrigota!! Por eso es tan grande y tan redonda…Yo le doy besitos y caricias porque ya quiero mucho al bebé. Creo que se va a parecer a mí, aunque no será tan bueno!! (Risas de malo, malísimo).

Mami, quiero que sepas que lo voy a cuidar mucho, que vamos a ser como Tía Ana y tú, jugaremos juntos y nos pelearemos también. A veces si te veo mucho con él, a lo mejor me enfado, pero tú no te enfades, es que ahora soy el mimado de casa y me gusta mucho serlo. 



Quiero decirte que estoy preparado para dejarle mi ropita y todas mis cosas, y que le haré un hueco en mi habitación, sólo si se porta bien y no llora.



Mamá y Papá, gracias por confiar en mi, y dejarme ser el mejor HERMANO MEDIANO del mundo. Os prometo que lo voy hacer muy bien, y sobre todo, lo voy a querer muchooo muchooo! 

Además estoy seguro de que a mí me seguiréis queriendo tanto como hasta ahora, y seguiremos jugando y riéndonos juntos cada día, sólo que ahora Martín también se unirá a nuestras risas, y será el doble de divertido…

Qué ganas tenemos de conocerte Martín!!
Categories
Unaporuna

Para todas las mamás y futuras mamás…Ese CAMBIO de vida.

El otro día leí este artículo por una de las miles de redes sociales que veo diariamente. No recuerdo cuál. Pero automaticamente me vino a la cabeza lo primero, mi hermana. Y lo segundo esas mamis primerizas o a punto de serlo. Porque sin duda tiene que ser la experiencia más alucinante de tu vida, pero me he dado cuenta de que es muy duro. (Y eso que lo veo desde la grada). Mucho más de lo que yo pensaba. Aunque por supuesto compense.  De hecho un día, comentaba en casa, a modo irònico, que creía que a todos los matrimonios deberían dejarles un bebé durante un mes antes de ser padres. La respuesta? Entonces nadie tendría hijos. Luego vino la explicación, claro, de que sólo das tu vida entera, cuando ese hijo es tuyo. Menos mal! 🙂


Os dejamos el artículo, para que lo leais y se lo mandéis a vuestras amigas, conocidas o vecinas que estén viviendo la increíble experiencia de ser mamás. Y también a los papás, porque ellos son el otro 50% de todo esto.

A veces es muy duro convertirse en madre.
Sí: vale la pena.
Sí: es la experiencia más poderosa que puede llegar a vivir una mujer.
Sí: nada te marca tanto como el momento en que sostienes por fin en brazos al hijo que acaba de salir de ti…deliciosamente sucio, húmedo, caliente, y te mira a los ojos como diciendo: te conozco.
Pero es duro.
Y no sólo se trata de la falta de sueño, de las secuelas del parto, de los cuidados que demanda un recién nacido (¡tan pequeñito y tan exigente!), ni siquiera del cóctel de hormonas que te deja turuleta hasta varias semanas después. Tampoco la falta de experiencia y la incertidumbre acerca de si lo estás haciendo bien o no, ni las propias dudas y comentarios de familiares bienintencionados pero que no hacen sino disparar tu
propia inseguridad, tu miedo.
Es bastante más que eso. Es la ruptura total y repentina con tu propia identidad, con aquello que hasta el momento de parir te había definido: tus proyectos, tus ambiciones, tu trabajo, tus amigos, tu cuerpo, y todo aquello que llamabas tuyo. Tu tiempo. Tu vida.
Es mirarte al espejo mientras tu criaturita está prendada a tu pecho, y no reconocerte.
¿En qué momento te convertiste en esta mujer ojerosa que no tiene un minuto ni para darse una ducha? ¿Quién es ella? ¿Quién eres ahora?
Sigues siendo tú, sólo que una versión más grande de ti misma. Pero al principio no lo
sabes. Al principio no te encuentras. No hay nada que logre vincular esta nueva vida tuya de cambios de pañal, tetadas a deshoras y canciones de cuna, con aquella otra vida que parece tan remota, aquella en la que ibas y venías a tu antojo, disponías de tu tiempo y te pertenecías.
Porque, claro, todo tu ser es ahora para otro. Y ese otro se está alimentando de ti, no sólo de tu leche, sino también de tus caricias, de tus canciones, de tus palabras, de tu calor. Y el tiempo pasa, desde luego que pasa. Llegará el momento en el que, sin darte cuenta casi, las tomas se acorten y las horas de sueño nocturno se alarguen. Tu bebé aprenderá a sostener la cabeza, luego a darse la vuelta, luego a gatear. El día menos pensado te regalará una sonrisa y pensarás que todo el esfuerzo ha sido poco. Un día te
dirá mamá. Lo verás correr en el parque, subirse solo al tobogán, jugar con otros niños, garabatear las primeras letras que te mostrará orgulloso.
Y por nada del mundo querrás cambiarte por esa otra que eras, y que tan poco sabía acerca del AMOR…  (V. Watson)

Categories
Inspiración Unaporuna

Lo conseguiste :)!!!

Hoy empezábamos el día con nervios…
“Y por fin llegó el día…hoy a las 00.0h sabremos quién ha sido el ganador del “Concurso Somos 3.000″…para mi ha sido una enorme sorpresa la cantidad de fotos que se han presentado y sobre todo la cantidad de votos que han recibido muchas de ellas.. espero que para vosotr@s también haya sido una bonita experiencia… Suerte a tod@s!!!”
…Y con un total de 424 votos…la ganadora es….
concurso petit photo
Así que hoy tengo que daros las GRACIAS a todos por hacerlo posible, especialmente a LA FOTÓGRAFA, la misma que descubrió el concurso, presentó la foto y ha estado haciendo campaña estos días para conseguir…
“El regalo del concurso consiste en una Sesión de Fotos de 1 hora de duración + 1 hora de clases de fotografía infantil que tendrán lugar el mismo día, ésta se realizará en Sevilla capital o un radio de 5km.”
¡¡Qué emoción!!
Este enanito también tendrá su reportaje de fotos gracias a TÍ (stp), a tu compañera de piso 😉 y a TODOS LOS QUE NOS HABÉIS VOTADO!! Prometemos enseñaros los resultados, a ver si de aquí a entonces las cosas van mejorando y llegamos a la sesión con muchísimas ganas de sonreir :)!
Al menos hoy, nos acostamos un poco más animados…
Hasta mañana!

Categories
Unaporuna

Marta tiene un marcapasos

que le anima el corazón…
Una de cal y otra de arena, ¿no? pues nunca supe si lo bueno era la cal o lo bueno es la arena (y resulta que lo importantes es que son antagónicos) pero el caso es que hoy toca post optimista; es más, toca, por fin, el post que más ilusión me/nos ha hecho desde que empezamos el blog… y ahora no sé ni cómo empezar! Me da miedo, siempre piensas que es demasiado pronto pero…
Una de las cosas más importantes que aprendimos es que hay que disfrutarlo todo, todo al máximo. Nada de estar pensando en lo bueno o lo malo que vendrá después.
En el embarazo de Álvaro disfrutamos cada día, cada avance, cada faldón planchado. Yo era muy consciente de que estaba en una época preciosa y no tenía ninguna prisa porque llegara la siguiente. A pesar de que nos imaginábamos que esa siguiente etapa, cuando naciera, sería aún mejor, ni una sólo vez en los 9 meses, ni siquiera al final cuando ya no sabía ni qué hacer con el barrigón, tuve prisa porque naciese. Estaba encantada de tenerlo dentro. Y muchas veces me he alegrado por ello.
Ayer noté por primera vez la pataditas de nuestro segundo hijo y, aunque el miedo va a seguir aquí, pensé que él me estaba avisando de que era el momento de compartir esta gran alegría con todos vosotros.
IMG_7885
Con todos los que nos mandáis palabras de ánimo en los días malos. Hoy queremos que sonriáis con nosotros, porque ésto no borra la pena pero, en los peores momentos, nuestro gordito nos empuja con todas sus fuerzas hacia delante, y nos ayuda a mirar al futuro con ILUSIÓN.
http://youtu.be/gS_UwjRaY5o
Marta tiene un pasajero en su corazón,
así que hoy, sólo podemos dar gracias a Dios.