Categories
Ñam Ñam Unaporuna

#hoycocinamos; Galletas de miel

Hoy pensando sobre qué hacer el post (tenemos pendiente algunos viajes, casas chulas, hoteteles originales y algunas recetas) @elhombremasguapodelmundo me pregunta,

– Receta, ¿de qué?
– De galletas
– ¿de esas marroncitas crujientes que hacéis últimamente?
– Sip
– Ese! con cara de estar relamiéndose
– Vale pero hacer el post de eso no hace que se materialicen y aparezca una bandeja recién hecha en la cocina, ¿eh?
– Bueno, por si acaso te entran ganas de practicar la receta luego 😉

Así que aquí va la receta, auqnue ya os adelanto que a las 1 de la madrugada que van a dar no me van a entrar ganas de encender el horno…

Es una receta que encontramos de casualidad aquí, buscando algo dulce para hacer pero que no llevase azúcar en exceso… o al menos que el resto de los ingredientes fuese “más o menos sano”, ya que Carlos ha salido a papá y más a menudo de lo que me gustaría pide un “trocito de galleta, por favor”.

El caso es que siempre nos pedís recetas saladas y acabamos poniendo
dulces… por una parte, nos gusta mas cocinar dulce (aunque nos guste
muchísimo más comer salado, qué raro, ¿no?), por otro, cocinar dulce es
más limpio y menos “pringoso” y por último, el salado lo hacemos y nos
lo comemos! No nos da tiempo a meterlo en una lata…

Los ingredientes originales son:

Aunque nosotros sustituimos el aceite de girasol por AOVE, y la harina la usamos siempre integral, que además las hace aún más crujientes!

Por un lado mezclamos el aceite, el azúcar, la miel, el huevo y la esencia de vainilla. Luego añadimos la harina mezclada con el bicarbonato y la sal, y batimos todo bien.
A nosotros nos suele quedar una masa bastante líquida, tanto que a veces tenemos que añadirle algo de harina para poder manejarla.
Con una cuchara vamos poniendo porciones en una bandeja forrada de papel de horno (hay que dejar bastante separación porque se pujan mucho en el horno). Según el tamaño de galletas que queramos ponemos más o menos masa para cada una; no sé porqué pero siempre nos salen más grandes de lo que habíamos calculado!

Por último espolvoreamos con el azúcar que más nos guste y horneamos unos 10 min a 180º. Los tiempos de horneado siempre son muy orientativos, os recomiendo vigilarlas cada poco tiempo y sacarlas cuando estén a vuestro gusto, que puede ir desde dejarlas menos para que queden blanditas o apurar un poco más, hasta que se agrieten un poco por arriba y queden crujientes (aunque al salir del horno parezcan blandas, al enfriarse se marca más el craquelado y se vuelven crujientes)

Ñam Ñam
Fáciles y rápidas de hacer… y más rápidas aún de comer! 

Por cierto, ¿podríais ayudarnos un poco y decirnos si os gustan más los viajes, las recetas o la decoración, para días en los que cuesta encontrar el tema??
Como siempre, mil gracias por seguir ahí!

Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Premio a la mejor cookie de chocolate!

La semana pasada fue tan intensa en emociones que no hubo fuerzas para más post… Estuvimos ocupadas llorando, riendo y preparando el cumple de Carlitos aquí 🙂

Mañana en Los martes con Carlos os enseñaremos la fiesta pero hoy hay un adelanto…

Cuando nos pusimos a pensar en algún detalle para regalar a los invitados tuvimos en cuenta su edad (Carlos es el más pequeño de sus primos, que muchos tienen ya más de 6 o 7 años) y sus gustos y da la casualidad que a todos les divierte cocinar y les gusta el chocolate (esto último no es muy raro, jeje).

Y como a nosotras nos encanta potenciar las manualidades, teníamos claro que queríamos algo para que hicieran ellos mismos.

Nos acordamos de nuestras galletas preferidas…

Y las “desectructuramos” 😉

Un tarro, mantequilla, harina, azúcar, avellanas, chocolate, algún ingrediente secreto…

Y una etiqueta con las instrucciones que no pudimos dar porque se nos rompió la impresora, así que aquí van:

CHOCOCHIPS DEL CUMPLE DE CARLOS             
             – Deja el bote un ratito al sol
             – Vuelca todos los ingredientes en un cuenco y bate muy bien muy bien  

                 hasta que se  hayan  mezclado (con un tenedor o con las varillas)
            – Añade un huevo y vuelve a mezclar
            – Haz una bola gigante y ponla en una bandeja de horno
            – Para el último paso, mejor que te ayuden papá o mamá porque hay que meterlas 

               en el horno a 180 y puedes quemarte! Calienta durante 10 o 15 minutos, hasta que estén 
               los bordes marrones y el centro más claro.
            – Cuando salga del horno, deja que la galleta se enfríe y…

         
                                       ÑAM ÑAM!!

Este debe ser el resultado final! (Más o menos 😉 )

Como los tarros no son muy grandes os aconsejamos que hagáis una sóla galleta gigante porque saldrá más jugosa

  Y ahora lo más importante, cuando hagáis las galletas, QUEREMOS FOTO!!! Queremos elegir la foto más original y más divertida de las Chocochips de Carlitos con sus cocineros! El ganador/a será el encargado de enseñarle a hacer galletas de chocolate a Carlos 😉

                      Ummmmmm

Categories
Unaporuna

Realidad Vs Blog. Lo que vosotros no veis.

Como ya os contamos el viernes, este fin de semana teníamos boda. En la boda muchas de las invitadas (e invitados, para nuestra sorpresa) se acercaron a hablar con nosotras sobre el blog, sobre los post que más les gustan, y para pedirnos que sigamos actualizando a diario (algo que yo de vez en cuando me planteo y que a veces, no os voy a engañar, me cuesta mucho). También me hizo gracia cómo algunas de vosotras, nos decíais que sabíais perfectamente cuándo escribía mi hermana o cuándo lo hacía yo. Por los temas, la forma de escribir y la calidad de las fotos, principalmente. (Minipunto y punto para mi hermana, que es la que se esfuerza por hacer buenas fotos mucho más que yo y eso, se nota).
Y lo mejor de todo fue cuando me preguntaban como hacíamos para “hacerlo todo bonito”. Esa fue una frase que me marcó. Es la misma frase que yo le pregunto a mis bloggeras favoritas por e-mail, en algún evento o taller cuando las veo. Y la respuesta es la misma. Lo que no es bonito, no lo veis.

Es verdad que este blog no es sólo de cosas bonitas y creo que eso ha gustado a la gran mayoría de vosotros, porque es un blog de la vida y la vida, a veces es un poco más complicada de lo que nos gustaría.

Pero sí que intentamos enseñaros las cosas que nos gustan y hacer cosas para enseñaros. Y desde que tenemos el blog, hacer un bizcocho o unas galletas, requiere el doble o el triple de tiempo, requiere a veces repetirlo (mis compañeras de piso se alegran, mi operación bikini no) varias veces hasta que salga bien. Y otras veces no puedes ni enseñarlo. Es el caso de las galletas de hoy. Los primeros pasos son fáciles. Preparas los ingredientes, luz, fondo blanco, cámara y cero prisas. Como vayas rápido, olvídate.

Botecitos de cristal para que se vea más bonito (en vez de usar un bol grande de plástico y fucsia perfecto que tengo para batirlo todo), instrumentos de madera, también ideales para conseguir la foto perfecta (dónde quedaron las espátulas de silicona) y así un largo etc. de cosas. Muy bien, ya lo tienes todo preparado, haces las fotos (aproximadamente 30 fotos de cada escenario, luego ya elegirás las mejores). Pues bien, para empezar estas primeras fotos han desaparecido de la cámara. No sé si en el momento “bautizo-no hay espacio para fotos-hay que borrar” o por arte de magia. El caso, no las tengo.

Y luego viene la segunda parte, las galletas. En el horno ya empecé a ver que aquello podía terminar en bizcocho o en bandeja de masa rica y comestible recién salida del horno,

Porque empezaron a pujarse y se unieron unas con otras. Primera tanda, muy buena, cero fotos.

Segunda tanda, esta vez no se han pujado, eso sí, cada una tiene un tamaño y una forma diferente,

Vamos, que tampoco eran para enseñarlas mucho.

Hacemos más masa, y de nuevo al horno. Tercer intento. Galletas quemadas. Achicharradas diría yo.

Ya puedes poner un paño rojo de cuadros, que la galleta está quemada…

Por último, con la poca masa que queda, decido hacer una grande, sólo una, pero seguro que sale bonita, y no quito la mirada del horno para que no se queme. Et… voilá:

Casi parece una Cookie del Starbucks 😉

Que comparada con ésta, no hay mucho más que decir:

Y ésa es la gran realidad que hay detrás de todos o casi todos (seguro que hay muchas que consiguen todo a la primera, pero desde luego nuestro caso no es) los blogs. Muchas pruebas, muchos intentos, mucha paciencia y sobre todo, dedicarle mucho tiempo. Así que aquí no hay varitas mágicas ni manos perfectas, sólo hay 2 hermanas a las que les gusta esforzarse cada día.

Ah! Luego está también el maravilloso mundo móvil e IG en el que haces un collage así medio qué, le pones un filtro chulo, unos hashtags como #cookies #friends #perfectweekend #picnic #love #picoftheday #nofilters y unos cuántos más y oye, parece que te has montado un plan perfecto en 10 minutos :)!

Y en realidad, fue un plan perfecto a pesar de que no salieran bonitas; las galletas feas están igual de buenas (las quemadas no :(!) y el post sirve de excusa para una tarde distinta.

Como veis aquí están las fotos malas también, pero poniendo la mejor en tamaño grande, disimula el resto 😉

Gracias a todas/os los que os acercásteis a darnos la enhorabuena por el blog y sobre todo gracias por estar siempre al otro lado!

HASTA MAÑANA!
Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Feliz día de las calabazas!

Halloween no es una fiesta que nos encante, pero cualquier motivo para decorar la casa y hacer alguna receta especial es bueno…

Así que hoy vienen amigos a merendar en casa y hemos hecho unas cookies de calabaza y chocolate,

 

La receta completa podéis encontrarla aquí,
Nosotras nos hemos dedicado a hacer fotos del resultado ;)!
¡Ñam Ñam!

Y de cómo las preparamos para regalar…
FELIZ DÍA DE LAS CALABAZAS y a disfrutar del puente!