Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Cenas fáciles de verano

Como contábamos la semana pasada, hay cenas en casa que nos curramos más y otras que son más improvisadas, más de comida rápida, nunca mejor dicho:

Pero no por eso tenemos que renunciar a que la mesa quede bonita!

Esta vez pusimos un mantel blanco, servilletas de papel con una ramita de hierbabuena encima para el postre y cubiertos de madera desechables; era domingo y mejor que no se nos quedara la casa demasiado empantanada para el día siguiente…

El toque de color lo pusieron unos individuales de ese verde que tanta nos gusta y una maceta muy original que nos regaló nuestra prima Ana,

la que debe ser la lata de tomate más famosa del mundo (un guiño al menú de ese día) con una planta crasa que, por si no os habíais dado cuenta, últimamente están en todos sitios! Y es que además de bonitas necesitan pocos cuidados 😉

Y como nos pedísteis que contáramos el menú de las cenas, éste fue el más fácil de todos, perritos calientes DIY y mojitos de sandía! Yo no soy muy de mojitos pero estos estaban muy ricos, así que el próximo día os traeremos la receta.

 Así desde luego es más fácil invitar a cenar, no creéis? 
Nada de dejar de organizar una cena en casa por la pereza de cocinarla!
Categories
Unaporuna

Empiezan las CENAS DE VERANO

Llevo una época (y ayer y hoy especialmente) de, como diría mi querida Bei, burnout bloggero; vamos, que estaba quemada, pensando en dejar de escribir un tiempo, por muchos motivos y ninguno en concreto… serán las hormonas que me traen loca y me  vuelven a dejar hecha polvo justo cuando creo que estoy remontando (como dice @elhombremásguapodelmundo, todo lo que nos pase a las mujeres de los 12 a los 50 años es debido a las hormonas -nosotras pobrecitas, no tenemos responsabilidad alguna en ello 😉 – o a la falta de ellas).
Total que sí, que me alteran el ánimo y cuando más contenta y feliz tendría que estar, resulta que la mayor parte del día sólo quiero meterme en la cama con un paño de agua fría sobre los ojos. La alergia y los olivos de mi ventana también están ayudando. Mucho.

 Menos mal que enciendo el ordenandor después de una siesta (a las 12 de la mañana aprovechando la de Carlos), me encuentro estas fotos y, de repente, me animo:

Si aún tengo muchas cosas que enseñaros! Y me entran ganas de volver a hacer cenas en casa, ahora que viene una época que me encanta para aprovechar el jardín y, además este año, tenemos porche!
Definitivamente hay que inagurarlo, tenemos muchas invitaciones pendientes…

 Voy retocando las fotos (muy malas y muy oscuras, sí, pero es que entre que no sé hacer fotos de noche, no me gusta el flash y que cuando hago una cena en casa al final siempre me entran las prisas y le dedico 3 minutos escasos al “reportaje”… ),

 y me voy animando. Y voy apuntando la lista de gente a la que quiero invitar (T. L. tranqui que tú estás el primero!) para cuadrar fechas,

Aunque sé que cuando se despierte Carlos y volvamos a salir al jardín, al sol, se me vuelva a poner la cabeza como una olla a presión y los ojos no quieran abrirse, pospondré otra semana más los planes…

  

Menos mal que aún tengo cosillas del año pasado sin publicar ;)! Esta cena fue un poco más formal pero pronto os enseño otra más divertida y que se prepara en un momento.

 Aquí, como aún no habíamos ahorrado para el porche usamos unos muebles que heredamos de nuestra casera y que este año hemos vuelto a encolar a ver si dan unos cuantos veranos más.

Los 2 cajones del escaparate de Springfield, una mesita vieja de mi madre; telas antiguas, velas y nuestras luces de verbena,

¿Te vienes a cenar?
Categories
Unaporuna

Goodbites; cenas entre amigos… y algo más

El otro día “paseando” por la red encontré esta iniciativa que sin ser especialmente nueva, me llamó la atención,

 Cenas entre amigos para recaudar dinero para una causa social.

Está claro que formas de ayudar hay miles, que organizaciones que se encargan de canalizar nuestra ayuda y que llegue allá donde más se necesita también, pero también es cierto que nunca está de más, y sobre todo, que con lo bombardeados que estamos por todas partes, a veces necesitamos un empujoncito para colaborar en algo más y aquí es donde Goodbites me ha parecido una buena idea!

GoodBites es una plataforma para convertir algo tan especial como una comida en casa con amigos, en algo todavía más apetecible: en una oportunidad para ayudar a una causa social. 


La idea es muy fácil, eso es lo que más me gustó, que no requiere grandes orgánicas ni nada por el estilo, invitas a unos cuantos amigos a casa, preparas algo de cena, o de merienda o de lo que pegue según la hora y pones una hucha de forma que cada invitado, si quiere, eche lo que más o menos se habría gastado si en vez de quedar en una casa hubierais ido a cenar por ahí;

 No es cobrar entrada, ni tienes que organizar nada especial; no es más que una excusa, pero a veces es justo lo único que se necesita…

Hoy la causa es la talasemia, una enfermedad que la Fundación Vicente Ferrer está combatiendo en India.   ¿Y luego? Luego iremos a por un tratamiento más. Y también a por más causas.

¿TE ANIMAS?  Hazte Anfitrión. 

Organiza una comida, cena o picoteo en casa: piensa un menú, calcula el precio e invita a tus amigos. Así de fácil.
Nosotras ya tenemos claro que la cena de primos este año va a ser #goodbites, sólo nos queda ponernos de acuerdo con la fecha!
Sólo necesitamos juntar a mucha gente (aparentemente) ordinaria
 para hacer algo extraordinario. 

Categories
Unaporuna

Bienvenidos a vuestro hogar en Formentera. Parte I.

El año pasado, os contaba que una de las cosas que más me gustaban era ver atardecer, y una de las puestas de sol más bonitas que había visto fue en Formentera. Desde ese momento supe que si podía, intentaría repetir todos los años, porque se ha convertido en uno de mis sitios favoritos.

Este año, hemos renunciado a ir en Agosto, temporada alta, para poder ir a la casita de la que nos enamoramos desde que la vimos. La diferencia de precio entre Agosto y Septiembre era muy grande y teníamos muy claro que queríamos ir allí, y cuando veais las fotos, lo comprenderéis.

Aviso que en las fotos no se aprecia ni la mitad de la casa, y que tengo que dividirla en 2 post, porque hay muchísimas, pero para que os hagáis una idea de lo que hablo.

La casa tiene 5 habitaciones dobles, y eso fue un fallo porque nosotros pensábamos que eran 3 habitaciones y fuimos solo 6 personas, pero lo tendremos en cuenta para el año que viene, que tenemos muy claro que queremos repetir.

Cada habitación es independiente, con detalles muy cuidados y el estilo propio de la isla.

Azul, blanco y buganvilla son los colores más utilizados.

Cada zona de la casa tiene un comedor o un espacio para tomar algo. El equipo que fuimos me conocen perfectamente, y para cada comida, me ayudaban a poner la mesa bonita, y esperaban antes de sentarse para que hiciera alguna foto! Gracias por vuestra paciencia, y por dejarme hacer y deshacer a mi gusto 😉

La barbacoa, donde cenamos la primera noche.

El porche principal, era donde desayunábamos mientras veíamos el mar!

Y el patio interior (visto de día y de noche, que cambia mucho) y el salón.

En la cocina teníamos todo tipo de platos, copas y vasos, y se notaba el cariño con el que estaba todo preparado. No nos apetecía ni siquiera salir a cenar fuera, y preferíamos disfrutar de cenas largas y sobremesas que nunca acaban…

La semana que viene os enseño otros rincones y detalles de la casa.

Pero sin duda es el lugar perfecto para DESCONECTAR, DESCANSAR y DISFRUTAR.

Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Chocoárbol

Es Navidad, y todos comemos mucho, lo sabemos. Pues vamos a ayudar un poquito 😉

¡otra receta de árbol!

CHOCOÁRBOL

 Ingredientes

 

Preparación

Batir los huevos con el azúcar con la varillas y luego, sin dejar de batir, colocar el bol sobre un cazo con un dedo de agua hirviendo y seguir batiendo hasta que la mezcla triplique su volumen. Añadir harina sal y cacao mezclando con movimientos suaves y envolventes y después la mantequilla y la vainilla.
Verter en un molde y hornear a 180º hasta que el bizcocho esté listo (unos 15-20 min).

Mientras, vamos haciendo la crema de chocolate; calentar la nata en un cazo y cuando hierva, retirar del fuego y añadir el chocolate y la manequilla. Reservar.

Y la crema de queso, mezclando con la varillas eléctricas el queso philadelphia, la mantequilla y el yogur. A continuación añadir poco a poco el azúcar glas. Reservar.

Ya sólo queda montar los arbolitos: se corta el bizcocho en triángulos del tamaño que vayamos a querer los árboles, se abren por la mitad y se rellenan con la crema de queso. Luego se “pinchan” en palos de polo (si queréis que puedan cogerse con la mano, debéis hacerlos pequeñitos, que no pesen mucho) y por último se bañan con la crema de chocolate.
 

Podéis ver la receta más detallada aquí.

La decoración ya, a vuestro gusto, nosotras perfilamos los arbolitos con la crema de queso y una manga pastelera de boquilla fina, y luego íbamos a ponerles bolas con minilacasitos rojos (a uno que yo me sé le tocó ir a la tienda de chuches a elegir los minilacasitos rojos de entre todos los de colores :P) pero al final nos gustaron más simplemente decorando la fuente. Para rematar, un poco de azúcar glas cual nieve en la copa de nuestros abetos… y una cena entre amigos de verdad! 

En unos días repetimos la cena, a ver si nos animamos a hacer un postre nuevo y os lo contamos 😉

Que sigáis disfrutando las fiestas
Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Más recetas de las que nos gustan

Como lo prometido es deuda, hoy os traemos las 2 recetas que nos pedísteis de la cena de inauguración de nuestra casita, por si tenéis invitados en esros días de Navidad y queréis quedar bien sin complicaros mucho ;).

Por un lado, CRUJIENTES DE GAMBAS:
Más fácil imposible; compramos gambas peladas congeladas, las dejamos que se descongelen a temperatura ambiente, espolvoreamos con sal y ajo picado al gusto, (nosotras lo usamos del que viene ya seco, en un bote como de especias, pero podéis ponerlo también crudo).
Ahora necesitamos pasta brick; cortamos tiras como de 4 dedos de ancho en las que enrollamos las gambas y las pinchamos en un palito de brocheta. Ya sólo falta freirlos en aceite bien caliente y servir con salsa de curry y mango,

 Umm! Siempre triunfan!
CORN DOGS:
La segunda receta es algo más elaborada y consiste en hacer un perrito caliente “de una sola pieza”, una comida típica de los puestos callejeros neoyorquinos.

Food and Cook

 No es tanta la elaboración como el encontrar los ingredientes, sobre todo la harina de maíz amarilla que le da el toque a la receta.
  

La forma de prepararlos la
aprendimos de aquí; nosotros solemos usar salchichas pequeñitas tipo
cocktail y, al igual que los langostinos, las pinchamos en palitos de
brocheta.
Food and Cook
Una vez fritas, las servimos con ketchup, mostaza y patatas fritas, totalmente americano!
Food and Cook
Y hasta aquí un post cortito; ahora a la cama que en breve nos despiertan otra vez y el cansancio se va notando… pero por motivos así de buenos, ¡poco importa!

Si os animáis a hacer alguno de estos aperitivos, ¿nos contáis que tal os salen?

Hasta mañana!
Categories
Ñam Ñam Unaporuna

Receta fácil y rápida para cenas improvisadas!

Unos días antes de que naciera Carlitos, le propuse a mi hermana hacer una cenita en su casa nueva. 
Tenía un detalle para los 2, y como era para inaugurar su casa me apetecía que fuera allí. 

Como eran los últimos días y la barriga estaba enorme (así ha salido el enano de grande y gordito!) no queríamos nada complicado, y lo hicimos esa misma tarde las dos juntas. 

Preparamos varios aperitivos fáciles y de éxito asegurado!

El primero, ni siquiera tiene nombre, yo lo he llamado: Hojaldre a tu gusto. 
Y digo a tu gusto porque puedes rellenarlo de lo que más te guste y queda bien.

Ingredientes que nosotras utilizamos:

– Masa de hojaldre
– Queso Brie
– Mermelada de tomate
– Orégano o Romero
– Un poquito de mantequilla
– Palillos de madera

La receta:

1. Cortas el queso en trocitos. La masa en rectángulos y colocas un trocito de queso en cada uno con un poquito de mermelada. (Puede ser de tomate, de frambuesa, o cebolla caramelizada, como más os guste).

2. Colocas un palito de madera (como el de los polos) y lo cierras. Con un tenedor, cerramos bien los lados y queda mejor acabado. Después ponemos un poco de mantequilla derretida y una pizca de orégano o romero. Listo para hornear!

3. Diez minutos al horno y… VOILÀ!

Como veis son muy sencillos y pueden hacerse de mil sabores. 

Además, hicimos unos crujientes de gambas

Y mini-salchichas en tempura con patatas!

Nuestra madre trajo una tortilla, que ya es conocida como “la mejor tortilla del mundo mundial” y en un rato teníamos la cena preparada…

Un bonito centro, en medio de la mesa

Y muchas ganas de disfrutar todos juntos! 

Os enseño el regalito que les llevé, y otro día os cuento lo que había dentro.

Casa inaugurada con una buena velada 🙂