Categories
Unaporuna

Playas de República I

Y hubo otro verano; el de la arena blanca…

 Ese que por poco nos perdemos (bueno, me pierdo, que se iban sin mí!)

 
 Comprobé mi pasaporte, para darme cuenta que estaba caducado, el viernes por la tarde, y salíamos el lunes por la mañana de Barajas… menos mal que #elhombremásguapodelmundo no me dejó por eso, tal como le recomendaron algunas—-
Entre eso y tener que abandonar al enano en manos de #lalocadesutía y sus abuelos, a dos días de partir no veíamos la cosa nada clara. Pero claro, uno de nuestros testigos de nuestra boda se casaba y no teníamos más remedio que acompañarlo en un día así… su historia de amor y el porqué se casaba  tan lejos nos  encantaría que nos lo contaran ellos para {1×1} 😉
Total, que ya que no nos quedaba más remedio que largarnos una semanita al caribe, lo suyo era aprovecharla a tope; lo primero, una guía de viaje DIY que os enseñaremos cuando esté terminada, una vez impresas y pegadas las fotos más representativas del viaje…
1: Punta Cana

El novio nos recomendó Playa Juanillo,

y no sé si fueron las ganas de desconectar, 
  o que era el primer día,


Aunque parezca una pintura, eran flores de verdad!

o al cruzar la puerta del chiringuito,

 aquello era de verdad el paraíso:
 shoes are opcional,

  take long walks,

 
 get your feet wet,

 smile, giggle, laugh,

enjoy the fresh air,

REST, RELAX, RENEW 
Y lo de hacer castillos de arena mejor lo dejamos para la vuelta 😉
Continuará…

Categories
Ñam Ñam Para Sorprender Unaporuna

Desayunando castillos de arena

Venga, seguimos la semana con propósitos cumplidos,

#propósito 2: Hacer muchas cosas chulas (y superar la pereza de sacar la cámara)
Una de las cosas que más me relaja es cocinar (bastante más dulce que salado), y si puede ser, en una cocina amplia y sin prisas.
 
Bueno pues la cocina de la playa no es precisamente amplia, aunque lo que hacemos es usar el patio para cocinar a la vez que charlamos, y eso sí, allí tenemos tiempo para hacerlo tranquilamente…
 
 Así que decidimos hacer, para desayunar, ¡un castillo de arena comestible!
 
 
 

 Las instrucciones para hacerlo las encontramos aquí;  Resumiendolas bastante, hay que hacer un bizcocho, el que más os guste.
Nosotras hicimos un plum-cake, que es uno de nuestros preferidos,

 
 
luego se recorta para ir formando las distintas partes del castillo, se “monta la estructura” y para unir unos trozos con otros, a modo de cemento, usamos buttercream con la receta que prefiráis (ésta salió muy rica). 
 
Después se cubre todo con la misma crema, y se espolvorea con galletas pulverizadas que darán el aspecto de arena…
 
 
ya sólo queda poner la bandera y… a comer!

 
 Y de paso cumplimos también el
 
      #propósito10: Pasar toooooooodo el tiempo posible con #elhombremásguapodelmundo,  
                                porque la hicimos juntos:
 

 
 Si alguno tiene la suerte de estar aún en la playa, probad a hacer este castillo tan rico ;)!
 
 
Y nos contáis qué tal…  
 
Hasta mañana!