Categories
Unaporuna

#losMartescon2; Martín

Antes de que mañana cumpla 2 meses os vamos a presentar oficialmente a Martinchi 🙂

Que no se diga que a los segundos no se les hacen fotos, pobrecitos!

Quizás no sean en las que más guapo sale pero me encantan las fotografías en las que se ve que son muuy bebés, que “no están terminados”…

… cuando aún se hacen una pelotita y se mueven tan poco…

 … que hasta se les pueden hacer fotos enfocadas, jjj!

Martín de momento es un niño tranquilito durante el día pero que necesita estar pegadito (si es encima mejor, y si no, en modo lapa) a su mamá toooda la noche,

Así que he decidido que tengo mucha suerte, porque puedo seguir dedicándole mucho tiempo a Carlos durante el día, y aprovechar mientras él duerme para atender más a Martín 🙂 🙂 🙂

Categories
Unaporuna

Seguimos emocionadas…

 
Hoy os quiero enseñar la reflexión más bonita que he leído desde hace mucho tiempo, sobre el amor de una mamá a su hijo…
 

Nunca nos arrepentiremos:

“Estamos haciendo una encuesta”, dice medio en broma.

“¿Crees que deberíamos tener un bebé?”

– “Vuestra vida va a cambiar”, digo cuidadosamente y manteniendo mi neutralidad.

– “Lo sé”, me contesta. “Se acabaron las fiestas nocturnas los fines de semana, las vacaciones espontáneas…”

Pero no me refería a eso en absoluto. Miré a mi hija tratando de decidir qué decirle.
Me gustaría que supiese lo que no va a aprender en las cases de preparación al parto.
Me gustaría decirle que las heridas físicas tras el parto se curan, pero convertirse en madre conlleva una serie de heridas emocionales a la que siempre será vulnerable.

Pienso en decirle que nunca volverá a leer el periódico sin preguntarse después ¿Qué hubiera pasado si ese hubiera sido mi hijo?. Que cada accidente de avión, cada incendio serán su obsesión. Que cuando vea las fotos de niños hambrientos, ella siempre se preguntará si podría haber algo peor que ver a su hijo morir.

Miro sus uñas cuidadosamente pintadas y su elegante traje. Después pienso que no importa lo sofisticada que sea, ya que cuando se convierta en madre adquirirá el nivel primitivo de una osa que vela por su cachorro. Que una llamada urgente de “¡mama!” hará que deje caer la tarta que esté preparando o su figura de cristal favorita sin vacilar ni un instante.

Siento que debo advertirle, pues no importan todos los años que haya invertido en su carrera profesional, pues verá las cosas de otro modo con la maternidad. Podría dejar todo listo para que alguien se encargue del pequeño mientras acude a una reunión de negocios, pero seguirá pensando en el olor de su bebé. Tendrá que hacer gala de una disciplina de hierro para no acudir a casa, solo para ver que su bebé se encuentra bien.

Quiero que mi hija sepa que tomar decisiones ya no será una cuestión de rutina. Que el deseo de un niño de 5 años de entrar al baño masculino para hacer sus necesidades se convertirá en un gran dilema. Que justo allí, en mitad de la gente con bandejas y niños gritando a pleno pulmón, los temas de la independencia y la identidad de género serán sopesados contra la perspectiva de que un abusador esté acechando en ese baño.

En cuanto a mi atractiva hija, quiero asegurarle que en un futuro conseguirá perder los kilos del embarazo, pero que nunca se sentirá igual consigo misma. Que su vida, ahora tan importante, tendrá menos valor después de tener un hijo. Empezará a desear vivir más años, no para cumplir sus propios sueños, sino para ver a sus hijos lograr los suyos. Quiero que sepa que las estrías o una cicatriz de cesárea se convertirán en insignias de honor.

La relación de mi hija con su marido cambiará, pero no de la manera que piensa. Deseo que pudiera entender cuánto se puede llegar a querer a un hombre que cambia los pañales del bebé o que nunca le asaltan las dudas para jugar con sus hijos. Creo que debería saber que seguirá enamorándose de él por razones que ahora encontraría muy poco románticas.

Me gustaría que mi hija se diese cuenta de lo ligada que se sentirá a aquellas mujeres históricas que trataron de detener la guerra, los prejuicios y conducir borracho.

Quiero describirle la euforia que se siente cuando ves a tu hijo aprendiendo a andar o a montar en bicicleta. Me gustaría capturar para ella las carcajadas de un bebé que toca la suave piel de un gato o un perro por primera vez. Quiero que saboree esa dicha tan real, que duele.

La mirada interrogativa de mi hija me hace darme cuenta de que las lágrimas se han empezado a acumular en mis ojos. “Nunca lo lamentarás”, digo finalmente. Entonces alargué mi brazo a través de la mesa y apreté la mano de mi hija.
 
Categories
Unaporuna

#losmartesconCarlos; El Bautizo IV

El domingo hizo un año que bautizamos a Carlos y aunque en su día estas fotos no las subimos al blog (podéis recordar los post aquí, aquí y aquí), ayer viéndolas de nuevo me parecieron un recuerdo tan bonito…

Yo no suelo salir en las fotos (más que nada porque normalmente soy la que las hago) pero ese día tuvimos un fotógrafo al que desde luego vamos a tener que contratar más a menudo 😉

Nota: como muchos me estáis preguntando por el fotógrafo, os aclaro que era una broma, las fotos las hizo @elhombremásguapodelmundo, que ese día se levantó con paciencia extra


Así que hoy, sólo recopilatorio de fotos…

 
Eso sí, éste fue el rato que mejor se portó porque lo del agua por la cabeza…


            ¡Felicidades, enano!

Categories
DIY Para Sorprender Unaporuna

Ideas para regalar a un bebé; Fun*das bnc + {1×1}

Os acordáis de los bodies para ver cómo iban crecidendo los bebés?

Pues resulta que después de 12 meses “de lucha” con el pequeño rabo de lagartija que tenemos en casa, al que era imposible hacer una foto en la que saliera su cara, para ver cómo iba cambiando, el cuerpo, para ver cuánto crecía, el número del bodi para saber el mes y que además no estuviera movida (eso de hacerle la misma foto todos los meses en la misma postura lo descartamos desde que supo darse la vuelta solo), empezamos a pensar en otra manera de ir haciéndole fotos mes a mes -y que no fuese atándolo a la cuna con cuerdas, jeje-

Así que aquí tenemos la nueva versión que hicimos para nuestro modelo de los ojos grandes,el del otro día, un modelo que con la pegatina de 1 mes abulta como si tuviera 4!

Esta vez sólo hay que imprimir los mismos descargables que os dejamos en el link,


pero en papel de pegatina para luego pegarla en la hamaca que tengáis o en el cochecito, etc.; en cualquier sitio donde el bebé se mantenga quieto aunque sean 10 segundos! 

Ya os contamos que nos encantan las de Fun*das bcn; son las que tenemos para el carro y para la hamaca de Carlos y también fue la que elegimos para regalar con el kit de números,

Elegimos primero el estampado que nos guste, imprimimos los número en un color que le vaya,

Y sólo tenemos que ir pegando uno cada mes,

E ir viendo cómo va creciendo el bebé y llenando cada día más la hamaquita!

 

Categories
Unaporuna

Lo estás mal acostumbrando a los brazos…

“LO ESTÁS MAL ACOSTUMBRANDO A LOS BRAZOS” me afirmó el verdulero…Díselo a la naturaleza que lo ubicó 9 meses cerca de mi corazón, 9 meses al compás de mi respiración, 9 meses en compañía de mi voz. Ella lo mal acostumbró primero, que sabiamente llenó mi pecho de leche, para seguir siendo uno los dos. Que te explique la naturaleza por qué me sonríe cuando estoy mal y me estira los brazos loco de amor. Que lo estoy mal criando en brazos? Cuando no me pide zapatos ni un coche de lujo, tan sólo que lo coja, por besos babosos a cambio. No me niego a sus brazos porque negarme sería reprimir el amor más puro e incondicional, me pide brazos porque después de pasar casi un año tan unidos como jamás lo volveremos a estar, nuestro único consuelo es abrazarnos, para no extrañarnos tanto y amarnos más y más. Después de todo, más temprano que tarde aprenderá a caminar y todo esto será un hermoso recuerdo, de cuando una vez él fue bebé y mis brazos eran todo para él. Así que Señor verdulero, sin duda la naturaleza es más sabia que ambos, lo que para usted es “mal acostumbrarlo a los brazos” ella lo llama: AMAR, MAMAR, MAMÁ- Ni los árboles sueltan sus frutos pequeños, los cargan, hasta que estén listos…

 

Como contaba ayer mi hermana, en una semana Carlitos cumple un año, y el otro día leí este texto y me gustó mucho. Yo he sido la primera que alguna vez le he dicho a mi hermana (al principio) que había que dejarlo llorar, o que no podían cogerlo a la primera de cambio. Claramente me equivocaba, (y respetamos a todas las que preferís ese método de educación) pero yo desde mi experiencia como TÍA, que nunca se igualará a la de una madre, pero tengo la suerte de que en mi caso es muy cercana, creo que un bebé no entiende de educación, no entiende de normas, y lo único que realmente quiere y necesita es que estés tiempo con él, que juegues con él y que le hagas caso, porque te necesita. A mi me ha dicho mucha gente que lo estamos mimando mucho, y yo nunca lo niego. Y no hablo de regalos, que mi hermana me ha puesto la norma de que sólo se regala el día de su Santo, el de su Cumple y en Reyes, sino de tenerlo en brazos, de hacer las cosas que le gustan y de pasar mucho rato con él…Y ya vendrá el momento de educarlo, cuando lo entienda…

Sea cuál sea la forma de educar de cada uno, estará bien hecha, creo que no hay una fórmula secreta, pero si es muy importante respetar lo que elija cada persona para su bebé, porque lo único que está claro es que siempre pensarán que es lo MEJOR PARA ÉL…

Categories
Unaporuna

Los martes con Carlos, nuestro bebé arco iris

Venimos del cine, de ver El Cielo es real y una amiga me manda ésto…

 extraído de Mirar al cielo

Mi bebé arco iris…

… lleno de luz
Categories
DIY Unaporuna

Para pequeños duendes

Buenos días!

Este fin de semana, además de ser muy productivo, nos han dado una noticia muy especial… así que el post de hoy va dedicado a ella:

                       #propósito 8: Hacer un gorrito de gnomo para el bebé    corazon   corazon  corazon

Un propósito que incluía aprender a hacer punto…

Tampoco es que me haya hecho experta, empezamos con cosas facilitas; ni que me haya encantado, la verdad,  aunque para la playa, en las horas de la siesta y con una buena charla era entretenido,

 y después de algunas pruebas, iba tomando forma…

Al final hicimos no uno, sino 2!

Para el enano, y para Belén, la protagonista de este post,

Dentro de nada os enseñaremos cómo le queda, que en su cabecita luce más ;)!       Y espero que también os enseñemos pronto puesto el del enano…#queremosqueseaYAnoviembre!!

Hasta mañana!