Categories
DIY Unaporuna

Nuestra estrella de LUZ

Aunque parece que fue ayer cuando íbamos nerviossíííísiiisimos al hospital, Carlos ya tiene 4 meses y… aún no tiene habitación! De momento no la necesita porque sigue durmiendo con nosotros pero la verdad es que ya tenemos gana de organizar el que será su cuarto y colocarle todas sus cositas monas  ;).

Y ahí andamos, entre cunas, armarios y complementos varios, indecisos. Lo que está claro es que hay una cosa que no puede faltar… ESTRELLAS!
Y como también nos encantan los carteles luminosos que tan de moda se han puesto, de momento le hemos hecho una estrella de luz por si no le gusta mucho la oscuridad (y más vale que no le guste, que en casa no tenemos persianas!)

Lo primero que hicimos fueron las bombillitas: se puede usar una tira de luces de las de Navidad y dejarlas a la vista pero nosotras quisimos hacerles “pantallas” blancas; globitos de agua, papel de seda y cola, 
vamos poniendo capas de papel de seda humedecido en una mezcla de agua y cola hasta que formemos una bolita con algo de consistencia,

Y dejamos secar totalmente antes de pinchar el globo:


Mientras, en un cartón no muy grueso dibujamos una estrella del tamaño que queramos y le
dejamos un margen para luego darle profundidad:


Doblamos y encolamos para darle forma a la estrella,

Y por último hacemos agujeritos en el cartón por los que metemos las luces de la guirnalda desde detrás y pegamos las bolitas de papel maché por delante,
 

  El paso a paso no está muy bien explicado pero creo que viendo las fotos se entiende mejor; aquí está el resultado final…


  
Y así ilumina la habitación del enano!

De momento tiene pocas cosas pero ya le buscaremos más… Y os las enseñaremos 😉

Que empecéis bien la semana!
Categories
Unaporuna

Aquella estrella de allá

Hoy vamos a contaros porqué nos gustan tanto las estrellas. Hoy, 19 de noviembre, una estrella brillará mucho más fuerte, para nosotros, para seguir guiándonos como ha hecho todo este año.
 

Por la noche mirarás las estrellas; mi casa es demasiado pequeña para que yo pueda señalarte dónde se encuentra. Así es mejor; mi estrella será para ti una cualquiera de ellas. Te gustará entonces mirar todas las estrellas. Todas ellas serán tus amigas.
Y además, te haré un regalo…
Cuando por las noches mires al cielo, al pensar que en una de aquellas estrellas estoy yo riendo, será para ti como si todas las estrellas riesen.
¡tú sólo tendrás estrellas que saben reír!
Cuando te hayas consolado (siempre se consuela uno)estarás contento de haberme conocido. Serás mi amigo y tendrás gana de reír conmigo. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo. Tú les explicarás “las estrellas me hacen reír siempre”. Ellos te creerán loco. Y yo te habré jugado una mala pasada…
                                                                                                                           EL PRINCIPITO

Y desde aquí, haremos un esfuerzo por devolverle la sonrisa, aunque aún a ratos se haga tan difícil.