Nuestro reto con los macarons o más bien el "RETO DE LA ABUELA":Llevábamos tiempo queriendo probar la receta de los macarons, esos dulces parisinos que se han puesto tan de moda y que además están TREMENDOS!Habíamos leído que eran complicados de hacer y que se necesita mucha paciencia, así que pensamos en la 2ª persona más hacendosa del mundo mundial (después de nuestra madre), LA ABUELA.No queríamos llamarla como otras veces de hoy para mañana y como siempre decirle: ¿Quién es la mejor Abuela del mundo? ¿Nos puedes hacer un brazo de gitano con mucho chocolate para mañana porfaaa? (Y claro, ella que es tan "apañá" lo hacía sin protestar). Esta vez queríamos proponérselo de una forma diferente. Le escribimos una

Sí, pensamos que la vida es como montar en bici; unos tardan más que otros en aprender, en adaptarse a ir sin patines, pero una vez que aprendes, le coges el truco y puedes disfrutar del camino.A unos les tocan bicicletas más bonitas o más cómodas mientras otrostienen que "apañarse" con bicis menos buenas,ruedas que se pinchan mucho o incluso frenos gastadillos. Tambén hay distintos caminos, unos se pueden elegir y otros no. Lo que sí depende de nosotros es la fuerza con que pedaleamos.A ratos el camino es tan llano que casi se te olvida que vas en bicicleta, porque no cuesta trabajo avanzar y te dedicas sólo a disfrutar del airecillo en la cara. Pero puede ser que,

Últimamente estamos como locas con un proyecto que nos hace muchísima ilusión y que os contaremos más adelante. Como parece que nos ha tocado hacer un máster en decoración en menos de 2 meses (Yes, we can) y aprovechando que a raíz de nuestro post de los palés, varios de vosotros nos habéis preguntado por ideas para hacer un cabecero original para vuestras camitas, hoy os traemos algunos de los que más nos gustan:

Buenos días!!Empezamos la semana con una recomendación por si aún estáis a tiempo; un hotel, un lago, un fin de semana de invierno, un seminario:CIELO DE INVIERNO El año pasado por estas fechas hicimos una escapadita de esas que tanto nos gustan al primer hotel con denominación agro-chic® y uno de los 10 hoteles más ecológicos del mundo según la revista GEO;El Hotelito, en Navaluenga (Ávila), el sueño de Cándido (español) y Christina (danesa), que se vuelcan en hacerte sentir como en casa en cada una de sus 12 habitaciones.Tanto la construcción como la decoración del hotel, a base de cuero, madera y hormigón pulido consigue un ambiente acogedor y respetuoso con el medio ambiente, rústico con un toque de

Después del post de ayer (por lo visto, para algunos seguidores es la secuencia de palabras más larga que han leído desde que terminaron de estudiar ;) ), hoy más fotos y menos cuentos.Ah, sí, también creemos en la madera. La ciclogénesis de la semana pasada nos dejó las calles muy sucias y un árbol caído en casa; una sierra, dos días, varias ampollas en las manos y un dedo del pie machacado después, el árbol nos sirve para muchas más cosas:troncos   troncos   troncosFotos {1x1}y el resto, para calentarnos los pies ;)!Foto--------> La idea de los posavasos nos la envió una gran seguidora; en agradecimiento, y para que se anime (y os animéis!) a dar más ideas, este regalito

                                                                                                                                                                                                                                                 Imagen: ayagebeely.blogspot.com                       Creemos en el color blanco. Creemos en Bécquer. Creemos en el Romanticismo. Creemos en Guardamar del Segura. No creemos en el verano con frío. Creemos que por debajo de 35 grados, es frío. No creemos en tachar en un mapa los lugares que hemos conocido. Creemos que viajar es mucho más que eso. Creemos en el cine. Creemos en la fotografía. No creemos en la tv, no creemos en el video, no creemos en la tv. No creemos en la tv. No creemos en el bajón de los domingos.                                                                                  Creemos en el Ratoncito Pérez. Creemos en las madres. Y en los padres. Creemos en el desayuno con un periódico. Creemos en Pavarotti en ese desayuno. Creemos en las vistas. Creemos en los baños de espuma.                                                                                              Creemos en