Quién no se acuerda de la típica pirámide de los alimentos que nos enseñaban en el colegio? Sí, hoy es lunes, un gran día para hablar de esto. Y si encima es lunes después de un fin de semana de bautizo, más necesario aún (aunque a nosotros nos esperan unos cuantos días de comer restos ;) ). Porque ayer bautizamos, al fin, a Martin, uno de los motivos por los que la semana pasada estuvimos un poco desaparecidas; alguien se ofreció a hacer mis post y al final

Hoy he empezado escribiendo un post en el avión sobre gestión del tiempo. Las listas, las infinitas listas de cosas por hacer, y las pocas horas que tienen los días. Pero lo he guardado para otro momento. He empezado otro sobre Operación Boda, y también se ha quedado en borradores. Falta de inspiración? De ganas? No lo sé, pero hoy es un día de esos que te preguntas por qué tienen que irse las personas que más queremos. Es ley de vida, pero creo que nunca conseguiré entenderlo. Pienso en todas las veces que Papá nos dice que no hay motivos para estar enfadado, o de mal humor, teniendo todo lo que tenemos  y lo más importante, estando juntos y estando bien. Muchas noches cuando estoy en casa de mi hermana

Esta iniciativa que ha tenido IKEA me ha encantado! Su principal objetivo es proporcionar una educación de calidad a los niños y niñas en países en vías de desarrollo.Y es que aún hoy, millones de niños en todo el mundo no tienen acceso a un derecho tan básico y fundamental como es el aprendizaje en la escuela,ya sea como consecuencia de la pobreza, por razones culturales o por discriminación. IKEA pidió a niños de todos lados del mundo que enviaran un dibujo con el peluche de sus sueños, inventado por ellos. Recibieron cientos de respuestas tan originales y divertidas que el proceso de selección se hizo de lo más duro. De entre todos los dibujos, terminaron eligiendo 10, los cuales fueron convertidos en peluches

Pasar un fin de semana en el campo con amigos es uno de esos planes que siempre nos apetecen y que muchas veces vamos dejando por lo complicado que es cuadrar las agendas de todos (¡ni que fuésemos ministros!) y, en el caso de conseguir ese primer paso, además encontrar un sitio en el que quepamos, porque sí, tenemos la gran suerte de tener unos grupos de amigos bastante grandes

Ya os contamos la semana pasada la buena nueva, y aunque hasta ahora hemos estado mirando cositas, muy tranquilas, creo que a 5 meses vista es hora de ponernos en marcha!                                               (Este precioso calendario me lo ha regalado Petite Mafalda ;) Estos días varias amigas que también se casan después que yo me han estado preguntando, así que intentaré hacer un post a la semana de los avances (siempre contando con el “factor sorpresa” que no podremos contar hasta después) y de lo que creo (desde mi inexperiencia) que debemos ir cerrando.  La semana que viene os contaré quienes son mis manos y mis pies en todo este precioso lío, pero hoy quería hablaros de la #OperaciónBoda literal. Lo reconozco, nunca jamás he sido capaz de ir más de 2 semanas

"Una vez que he dejado de fumar, que he desistido de hablar bien inglés que no voy a volver a apuntarme al gimnasio para pagar y no ir,  y que me da mucha pereza levantarme temprano para correr, este año me voy a concentrar en matar vacas."   (Sólo leyendo esa entrada ya sabía que me iba a interesar el artículo).      Matar la Vaca es un libro donde explica una magnífica metáfora sobre cómo podemos deshacernos de las justificaciones y de las excusas que todos nos ponemos y que nos impiden triunfar. La historia comienza cuando un viejo maestro quería enseñar a un joven discípulo que una vida llena de conformismo y mediocridad coarta nuestro desarrollo.   Maestro y discípulo fueron a visitar el