Hace poco menos de un año, un domingo cualquiera, conseguimos ponernos de acuerdo los 6 para hacer un plan que nos encanta, una barbacoa tranquila en el jardín. Esta vez no queríamos mucha gente ni mucho lío; una bolsa de carbón, algo de carne, algún que otro aperitivo (la cebolla frita no suele faltar en nuestras barbacoas ;) ) y una mesa bonita para 6:  PLANAZO! El caso es que cuando llegaron, mi hermana me preguntó varias veces que cómo es que habíamos preparado todo tan mono, que porqué nos habíamos "molestado" tanto, que si es que teníamos algo que contar, etc. y lo cierto es que hubo algo en la forma de preguntarlo que me extrañó un poco

Mi padre dice que las buenas rachas hay que aprovecharlas. Al máximo. Me acuerdo cuando éramos pequeñas, que siempre nos decía que algún día esa “buena racha” se acabaría. Pasaron 30 años de buena suerte. Y me acuerdo aquella mañana que nos dijo: Se nos acabó la buena racha… Pero si en algo creemos en esta casa es en NUESTRO ÁNGEL DE LA GUARDA, en que hay que seguir adelante y tener FE. Así es como hemos conseguido volver a estar en ese momento “de buena suerte”, en que la vida nos sonríe y nos ha hecho los dos mejores regalos del mundo: Carlos y Martín. Antes era sólo Carlitos, mi persona favorita del mundo mundial. Y mientras más tiempo paso con él, más

Tercer y último post sobre nuestra escapada a la Costa Amalfitana o cómo flipar tanto con tu niño que se te olvide fotografiar lo que visitas y sólo tengas "objetivo" para él ;)   Después del buen sabor de boca que nos había dejado la excursión en barco a Positano, el último día decidimos coger otra vez el ferry e ir a visitar Capri, que me sorprendió bastante positivamente -aunque había bastante gente, eso sí-. Un día tranquilo en el que nos dedicamos a pasear por sus callejas,         (ahí le entraron ganas de llamar a tia ana) A pararnos en los puestecillos de cualquier cosa, ¡A tomar helados!     a disfrutar de las vistas,     y por la tarde a darnos un baño en otra de esas calas de piedras

Hoy venimos con resaca de un fin de semana estupendo! Como decía una de las tarjetas que les dimos al llegar a los novios, un fin de semana de primos, playa, atún y risas. ¡Y así ha sido!   Ha habido también viento, que nos llenó de arena nuestro plan de la primera noche, charlas lentas, de esas que nos gustan, barbacoas, farolillos de luz y, para algunos, escasez de sueño; pero volvemos con el convencimiento, una vez más, de que es una gran suerte tener un equipo de primos de edades similares y sobre todo, que nos llevemos tan bien (aunque a alguno quisieramos mandar a bucear de vez en cuando;) ). A veces lo hablamos y no sabemos si son los

A estas alturas de año parece que ya apetece ir pensando en vacaciones, así que vamos a ver si seguimos contándoos la escapada que hicimos el veranos pasado a la Costa Amalfitana: Podéis ver los 2 primeros post aquí y aquí   Fue un viaje tranquilo porque con un niño y una embarazada tampoco teníamos gana de correr mucho, así que nos dedicamos a disfrutar de cada momento, también de esas cosas que a veces en casa se hacen con prisas y las vacaciones pueden ser una oportunidad para hacerlas divertidas, El segundo día decidimos dejar el coche en casa y cogernos un barquito rumbo a Positano, así  el camino se nos hacía más entretenido a todos,   E íbamos disfrutando de los paisajes; Una de las cosas

Como el año pasado y el anterior, esta semana no nos busquéis por aquí, si queréis algo de nosotras, directamente en El Lagarillo ;)! En realidad iremos menos que otros años; niños, trabajos y obligaciones varias, pero tendremos por allí algún buen representante así que estamos tranquilas :). Además el fin de semana lo hemos disfrutado bien, y hemos recordado el porqué del nombre de la calle del Infierno