Hoy venimos con resaca de un fin de semana estupendo! Como decía una de las tarjetas que les dimos al llegar a los novios, un fin de semana de primos, playa, atún y risas. ¡Y así ha sido!   Ha habido también viento, que nos llenó de arena nuestro plan de la primera noche, charlas lentas, de esas que nos gustan, barbacoas, farolillos de luz y, para algunos, escasez de sueño; pero volvemos con el convencimiento, una vez más, de que es una gran suerte tener un equipo de primos de edades similares y sobre todo, que nos llevemos tan bien (aunque a alguno quisieramos mandar a bucear de vez en cuando;) ). A veces lo hablamos y no sabemos si son los

Ya sé, ya sé, nos pedís más recetas de salado y, si pueden ser light, mejor, pero es que a mí me divierte mucho más cocinar dulce! Y además me parece más fácil para hacerlo con niños :) A diario es verdad que intento evitar tanto azúcar como harinas refinadas para los niños, y normalmente las recetas que os ponemos de tartas y esas cosas son con motivo de cumples, santos, reuniones con amigos y demás excepciones peeero tengo que reconocer que la receta de hoy la hicimos un día cualquiera para desayunar Carlos y yo solos, jj Hacía un tiempo que habíamos comprado una gofrera y ese día era especial porque íbamos a estrenar nuestro porche, un pequeña zona techada que

Llevo ya bastante tiempo dándole vueltas a darle un giro al diseño del blog (y también algo a los contenidos) más en la línea de mi Simplifica, simplifica, simplifica de este año o de la vuelta a los orígenes con la que ganamos el I Concurso de tapas Ita ita ita -tenemos pendiente contaros eso!- pero antes de eso tenemos que ir sacando todos los post antiguos, esos que tienen fotos muy malas, muchas de ellas, como las de hoy, hechas con el móvil y sin luz, pero que tienen algo por lo que nos apetece tenerlas por aquí. El de hoy es un plato muy fácil y muy tonto pero que todo el que lo prueba pide la receta ;)!

Aunque este año ni siquiera esté haciendo frío, hoy os traemos un poco de inspiración para una merienda de invierno en casa, Ideal para uno de esos días en los que el viento agita los árboles y, por qué no, si vivís en otras latitudes, la nieve se disfruta a través desde el otro lado del cristal: Sólo necesitamos un mantel de lino, unas ramas de pino y un puñado de amigos; Hornear unas pastas,recuperar una bobina de cuerda de un restaurante de Barcelona que nos encanta, sacar las servilletas que nos hizo abuela ;), unos cubiertos antiguos, velas, y ya si fuera junto a una chimenea

Esta semana la cosa va de Navidad, ya os lo avisamos, It´s beggining to look a lot like Christmas, así que hoy os proponemos otra receta, esta vez un poquito más elaborada que la de las galletas de reno, Otro de los postres con los que nos sorprendió mi hermana el año pasado, un bizcocho con una estrella dentro! Esto ya no parece tan sencillo, ¿eh? El truco está en hacerlo en dos partes, en primer lugar hay que hacer el bizcocho interior o sorpresa, en nuestro caso un bizcocho de chocolate con forma de estrella. La idea la podéis ver más desarrollada aquí, pero básicamente es hacer una plancha de bizcocho de unos 2cm de altura aproximadamente y recortar muchas estrellas con

Hoy pensando sobre qué hacer el post (tenemos pendiente algunos viajes, casas chulas, hoteteles originales y algunas recetas) @elhombremasguapodelmundo me pregunta, - Receta, ¿de qué? - De galletas - ¿de esas marroncitas crujientes que hacéis últimamente? - Sip - Ese! con cara de estar relamiéndose - Vale pero hacer el post de eso no hace que se materialicen y aparezca una bandeja recién hecha en la cocina, ¿eh? - Bueno, por si acaso te entran ganas de practicar la receta luego ;) Así que aquí va la receta, auqnue ya os adelanto que a las 1 de la madrugada que van a dar no me van a entrar ganas de encender el horno