Categories
#losmartescon3 Reflexiones

Carta a SSMMRRMMOO

A los reyes magos de mis niños…

Les pediría que les trajesen muchos días para jugar juntos, muchos, muchiisimos ratos con mamá y papá, que les traigan mucha paciencia a sus papás para no perderla nunca con ellos, que cuiden de sus abuelos para que sigan disfrutándolos mucho, que les traigan salud para disfrutar el próximo año y si quieren, que les traigan tambien un hermanito! (por pedir… total, ¿no son magos?)

Lógicamente si a nosotros nos hace ilusión recibir algo material, mucho más a ellos, por eso os pediría que les trajéseis algo, si puede ser no cualquier juguete al azar, os pediría que les trajéseis algún juguete que sea bonito, que les enseñe a valorar la belleza desde pequeños, duradero, que se pueda arreglar, no juguetes de los que se rompen y hay que tirar porque no merece la pena arreglarlos, que les enseñen el valor de cuidar las cosas, de tratarlas bien, de repararlas si se da el caso; un juguete que les sirva para jugar juntos, que les enseñe el valor de compartir y no de tener “cada uno el suyo”, algo para lo que tengan que usar su imaginación, que el juguete no se lo dé todo hecho, que tengan que usar sus manos, aprendiendo a manejar las cosas, a experimentar el peso de los objetos, su textura, algo en definitiva que aporte algo más que el primer salto de alegría al desenvolver. Ah! y si puede ser que no haga mucho ruido, mejor 😉

Os pediría que les trajéseis una mañana de reyes realmente mágica, de esas sin prisas, en familia, disfrutando de la alegría de unos y de otros y no de la ansiedad de abrir paquetes.

Ahorraos los pegos, esas cosas que hacen gracia un segundo y que luego no sabes ni dónde meter ni para qué guardar.

No les enseñéis a los niños que las cosas que valen poco dinero tienen poco valor, no les enseñéis que los juguetes tienen que ser caros (o grandes) para que sean valorados, no les enseñéis a contar el número de paquetes, ni a comparar quien tiene más. Dejadles alguna chuche, o chocolate, mejor chocolate, a cambio de la cena que os prepararan ellos, traedles a los que vayamos a pedir cosas para ellos, tiempo ese día, y al siguiente, y al siguiente, para disfrutar con ellos esos regalos.

Traedles cosas propias de su edad, no adelantéis ilusiones, hay tiempo de todo. Cosas que ellos hayan pedido, o que creáis que van a disfrutar, vosotros los conocéis, sabéis que pueden pasarse horas jugando al fútbol u oyendo historias de piratas.

Traedles ilusión, TRAEDLES MAGIA, no hace falta gastar mucho para eso.

Y a mí… a mí sólo permitidme disfrutar de esa magia, no necesito más.

Gracias,

Mamá de Carlos Martín y Lucia

Categories
#losmartescon3 Reflexiones

Noviembre eres tú

Noviembre en realidad eres tú, en los calendarios tendrá 30 días y nosotros no paramos de soplar velas, hacer fiestas, abrir regalos, pero para mí Noviembre tiene ESTOS 3 DÍAS.

Tres días en los que me convertí en madre por primera vez, con todo el peso de ese título; todas las cosas buenas de enamorarte por primera vez de tu bebé y también todas las difíciles, así de golpe, de tomar decisiones, de verlos sufrir, de sufrir tú mucho más que ellos.

Tres días que convirtieron la vida en una cuesta empinada, me costaba levantarme cada mañana y sonreir a lo que viniera, todos lo sabéis, algo se había roto dentro de mí y ya nunca se podría recomponer.

Desde esos 3 días sigo rompiéndome por dentro con cada historia de un embarazo con problemas, de un bebé que se va demasiado pronto, y con aquellos que se quedan con tantas dificultades, con las historias de esos niños que pudiste ser tú, que sin duda habría elegido que fueras y que sin duda también habría hecho de nuestras vidas un camino mucho más difícil. Pero Dios tenia otros planes, para ti y para nosotros.

Desde esos 3 días lo último que hago antes de acostarme y lo primero al levantarme es pensar en tí, mirar tu foto. Y hace ya tiempo que no puedo parar de darte las gracias por todo. Es increíble cómo nos has cuidado estos 6 años, es increíble todo lo bueno que nos has mandado y es increíble lo felices que estamos, como nunca pensé que se pudiera volver a estar.

En 3 días descubrimos lo difícil que era ser padres y a día de hoy AFORTUNADAMENTE seguimos recordándolo cada día.

Gracias, gracias, gracias por cuidarnos tanto, hijo.
Ni en nuestros mejores sueños imaginábamos una familia tan bonita.

FELICES 6

 

 

 

 

 

Categories
#losmartescon3 Reflexiones

Mágicos 5

El 5 siempre ha sido mi número de la suerte, mi número mágico y TÚ ERES ESA MAGIA.

 

Siempre has tenido magia, pequeño, hay muchas personas a las que quiero en el mundo pero lo que me pasa contigo es algo más que quererte, algo que no sé explicar, eres un niño demasiado especial, si es que eso puede ser demasiado.

A los mayores nos gusta mucho etiquetar, alta demanda, alta sensibilidad, alta… las etiquetas se te quedan cortas y sólo hace falta tener la décima parte de sensibilidad que tienes tú para darse cuenta. Las personas que lo ven se quedan enganchadas, enganchadas a tí  para siempre.

Eres listo, eres divertido, eres muy disfrutón, no sabes estar quieto y estoy convencida de que tu mente va más rápido aún que tu pequeño cuerpo, ese cuerpecillo al que se le marca cada costilla a pesar de comer, desde que naciste, todo lo que haya en el plato, eso sí, sin mirarlo siquiera, la comida es algo demasiado terrenal para tí, tienes muchísimas cosas más interesantes que hacer y que pensar que en comer o dormir, y la verdad es que lo entiendo aunque me desespere a diario ;).

A menudo digo que eres incontrolable pero no es cierto, como buen niño mágico tienes tus palabras mágicas; ¿te cuento una historia? sólo hay que pronunciar esa frase o un inocente érase una vez para que tus ojos se abran como platos, tus oidos y tu cuerpo, hasta ese momento en actividad máxima, quede a merced de que le hagan cuaquier cosa desde sacarle sangre, a probarle todo el armario del año anterior o a darle de comer sin que luego seas capaz de recordar si era pescado o tortilla. Es increíble cómo te concentras cuando algo te llama la atención, cómo te fijas en todo, siempre quieres saber más, siempre estás dispuesto a investigar, a aprender, a enfrentarte a cualquier nuevo reto. Eres valiente, eres tenaz,  no conoces el significado de la palabra pereza. Impaciente como todos los niños, exigente con el primero contigo mismo, impulsivo, excesivo en general. Como dice tu madrina, demasiado. Eres demasiado.

El corazón no te cabe en el pecho pero hay que saber vértelo, a menudo hay que bajar el volumen de lo que dices, lo que sabes y lo que haces para ver lo que eres, que es precioso.

Ojalá sepamos ayudarte a cuidarlo,  y a dejar que el mundo y tú disfrutéis de ello.

 

Hace 5 años tuve la suerte más grande del mundo:

FELICES 5

 

P.D. Algún día volverá a escribir de algo que no sean niños, pero es que me tienen la vida tan absorbida…
Categories
#losmartescon3 Para Sorprender

Y la luna vino, a cenar con ella

Y bueno, aquí está la piñata de luna (cartón, cinta de doble cara -me dejo el sueldo en cinta de doble cara- papel de seda, cola y chuches, faltaría más)

  

El tema de la luna es porque a Lucía las 2 cosas q más le gustan, a parte del salmorejo, son los perros y la luna, y de perros ya vamos servidos;

la luna reunía varios requisitos, el primero que a ella le encanta,

el segundo que iba con color azul que me encanta a mí,

me encantan las azulinas que están justo en la época de floración,

y podría usar el mantel que me regaló su bisabuela, ¡hecho x ella!


Además era un tema muy sencillo y vistoso, con un globo grande de esos de 80 cm de diametro bajamos la luna para que cenara con nosotros, y le metimos dentro una tira de lucecitas del árbol de navidad, la verdad es q parecia una luna auténtica!

 

La tarta, que cocinar es otro de mis hobbies, y me gusta mucho más cocinar dulce que salado, aunque luego me guste más comer salado ¿?

 

Ahí suelo innovar poco, galletas y chocolate, de toda la vida. Fácil y no falla, es mi tarta preferida y de las únicas que me aseguro que se acaban, porque estoy harta de poner tartas de zanahorias muy ricas que luego prueban la mitad de los adultos y un par de niños.

Además si le pones poca leche al chocolate queda bastante durita y puedes darle la forma que quieras, ésta simplemente la recorté con forma de luna y la cubrí de nata.

Eso sí, el cálculo de estructura no es que fallara, es que refrigerada aguantaba muy bien pero 4 horas de calor acabaron en un desprendimiento de luna a la hora de soplar las velas, pero… yo ya había hecho mis fotitos antes y a los niños les daba bastante igual 😉

Lo demás eran manteles blancos, azulinas por todos lados (gracias, mamá),

Y como las tardes se suelen alargar, perritos calientes: pan, salchichas, cebolla, ketchup, mostaza y mayonesa; 5 min de preparación, cada uno se montaba el suyo y se gastaron 80, OCHENTA perritos (había 15 niños/bebés invitados, no más)

Una tarde en el jardín, rodeados de familia y amigos,

y yo que me he propuesto salir un poco más en las fotos para que se acuerden de mí cuando sean mayores 😉

porque este blog también es para ellos, otra forma de conocernos, otra forma de demostrarles todo lo que llenan nuestras vidas.

Fue una tarde estupenda…

… y al final la luna vino, y cenó con ella.

Categories
#losmartescon3 Reflexiones Unaporuna

Luna lunera, cascabelera

Aquí estamos de nuevo, con nuevo logo, “nueva” casa, nuevo alojamiento, nueva niña. Ha cumplido un año y voy a guardar aquí sus fotos como hemos ido haciendo con los otros cumples porque a la tercera le compro menos ropa pero globos, los que haga falta?

Categories
#losmartescon3 Reflexiones

Gracias por ser su Papá

Cada vez que respondes con una sonrisa cuando yo estoy a punto de saltar,

cada vez que bajas el tono,

cada vez que te levantas a media noche cariñoso con ellos a pesar del cansancio,

que chutas gol una y otra y otra y otra vez,

cada una de esas veces haces que me enamore otra vez de tí.

Categories
#losmartescon3 Reflexiones

Cinco años

¡Cinco años!

Me lo recuerda Facebook, mi hermana, algún amigo; 5 años que en realidad no necesito que me recuerde nadie, si llevo más de 4 meses acordándome casi a diario…

Cinco años, una fecha tan redonda, mi número preferido, el tiempo que los médicos dejan pasar para ver si estás curado de alguna enfermedad; 5 años, la edad de la inocencia, el margen para medir la supervivencia; 5 años, UNA VIDA ENTERA.

Eso es lo que ha pasado para mí desde aquel 6 de febrero en el que escribimos este post desafiando a  las lágrimas que no me dejaban ver la pantalla, esas mismas lágrimas que me han acompañado aquí muchas noches de la mano de la tristeza pero también de la emoción, de los nervios, ¡del cansancio!, de la paz que queda cuando pones en orden tus pensamientos.

A veces venía a calmarlas, a veces a provocarlas para ver si así se gastaban y el resto del día dejaban tranquilos mis ojos.

Fue esta pantalla en blanco, fuisteis vosotros, los que yo imaginaba al otro lado de ella, a los que a menudo os borraba cara y nombre para sentirme capaz de vaciaros mi alma, los que empujásteis tanto la bici que nos ha llevado a caminos que ni me atrevía a soñar. A veces miro atrás (porque ahora sí se puede mirar atrás de vez en cuando, y a mí me viene bien para ubicarme) y la carretera ha cambiado tanto que no consigo dibujar en mi mente los paisajes de entonces, sólo sensaciones, esas sí, las sensaciones que te aplastan el alma no se olvidan.

-Hay cosas que nunca dejan de doler-

Y cuanto más la aplastan más fuerte abrazo yo a mis niños, más gracias a Dios doy por todo. Y otra vez las lágrimas, esas que nunca caen en vano y que son las que me empujan a volver por aquí, (¿quizás para que no las olvide?) a pesar de que como le decía a un buen amigo, “la verdad es que ahora el camino es tan ancho, tan liso, que me da hasta cosa escribir”.

Pero son las emociones las que mueven el mundo, esto va más de ser que de hacer y por eso, hoy más que nunca, la vida es como montar en bicicleta. Sigamos en movimiento pues.

Y si algunos estáis ahí en el borde, empujando la bici y recomponiéndoos, sabéis que estaré ahí mismooo. Tú lo sabes.

A todos los demás, que en algún camino nos hemos cruzado, aunque sólo sea en el de las letras trasnochadas,

HOLA DE NUEVO

Este post se resumiría coloquialmente en “quién nos lo iba a decir hace 5 años” pero si no alargo, ¿para qué un blog? 😉