Hoy os traigo un "robado", un post que leí en su momento, en agosto del 2013, y me gustó bastante; El otro día por casualidad volvió a aparecer por mi pantalla y entonces lo entendí de verdad. Porque es eso lo que yo he estado persiguiendo los últimos meses y es eso lo que os comentaba aquí que había conseguido; voy más lenta. El secreto que me preguntabas, Mar, creo que ha sido sólo darme cuenta que de verdad eso es lo que le sienta bien a Carlos. Y sorprenderme cada día de las cosas que "le he enseñado" (las ha aprendido él, mejor dicho) mientras creía que no estaba siendo productiva.  El día en que dejé de decir "date prisa"