El blogging es NUESTRO ESTILO DE VIDA

 

 

¿Los blogs han muerto?

Llevan ya muchos años vaticinando esto, desde el año pasado con documental incluido, y el nuestro parecía que iba por ese camino, aunque ha sido más circusntancial que otra cosa, la verdad…

Resumiendo, se nos caducó el dominio justo la semana de la boda de mi hermana, semana en la que por supuesto ninguna de las 2 miró el correo del blog ni nada parecido y cuando intentamos volver… nuestro nombre se lo había quedado un cazafortunas que no era tal porque la verdad es que no nos pedía mucho por recuperarlo pero entre que al pricipio nos daba coraje pagarle y que luego los plazos de esas cosas son eternos… nos plantamos casi en febrero!

 Ya que estábamos queríamos darle un lavado de cara a la imagen, más plazos, más retrasos y es septiembre, 2 años después y aquí estamos, aún replanteándonos cómo volver. 

Porque el cómo es muy importante. Volver volvíamos, lo tenemos claro, a mí el blog me ha aportado mucho; al principio fue una forma de engancharme al mundo de nuevo, cuando me costaba trabajo tener interés en algo, luego una forma de despejar la mente cuando todo el día estaba ocupada en pañales y papillas, obligarme a sacar un ratito cada noche para asomarme al mundo y recordar que somos más que una vaca lechera  y finalmente te das cuenta que efectivamente es un estilo de vida.

 

 

Que el blog te ha enseñado a ver cosas más allá de las que veías antes, a buscar puntos de vista distintos, a plantearte reflexiones, incluso a probar algo sólo con la idea de luego compartir conclusiones en el mundo 2.0.

El blogging un estilo de vida del que no es fácil desengancharse.

Y sobre todo, del que no queremos desengancharnos.

 Eso sí, de alguna forma nos gusta cuando el mundo 2.0 se conecta con el 1.0 y se desvirtualiza a la gente, las caras, las opiniones, y es algo a lo que llevamos tiempo dándole vueltas también, así que esta nueva etapa del blog estará marcada por un nuevo proyecto, relacionado con algo que a las 2 nos encanta, algo por lo que merece la pena dejar ese ratito de blog y salir a la calle, que sirve un poco para lo mismo, desconectar, reconectar con otras personas, compartir ideas… con una copa de vino en la mano 😉

Esta nueva etapa del blog va a ser diferente, no vamos a escribir todos los días ni de forma ordenada, sólo cuando nos apetezca y del tema que nos apetezca, #losmartescon3 lo mismo son los jueves, habrá más reflexión y más fotos y menos de lo demás, sobre todo manualidades porque ahora hacemos las del cole… va a ser una etapa más profunda, más madura, más visual y más tranquila, sobre todo más tranquila, como es ahora nuestra vida; ¿más tranquila con 3? Sí, mucho más tranquila que con 1, no me preguntéis porqué, porque eso da para otro post entero.

El blog ha ido evolucionando desde nuestros oscuros ladrillos a la bombilla que trajo la luz, y ahora es más la búsqueda de equilibrio… ahora nos gusta más, pero durante todo este tiempo también hemos sido nosotras, con nuestros fallos, con nuestras limitaciones, así que no vamos a retocar el blog desde el principio, aquí seguirán las entradas con fotos pequeñas y pixeladas, aquí seguirá la tipografía que había por defecto cuando empezamos y no sabíamos cambiarla, etc.

Las mejoras se han ido notando en la evolución del blog y esperamos que cada día lo sigan haciendo, porque ese es el objetivo principal de esta aventura, seguir mejorando siempre, y compartirlo con vosotros, aunque sólo sea por todo lo que nos ha ayudado a nosotras el que otros antes hayan compartido (y aunque mi abuela no lo entienda).

Ese estilo de vida es una parte importante del blog, y la otra parte fundamental son los lectores; a los que leéis, a los que comentáis, a los que compartís publicaciones, y por supuesto a aquellos que antes que nosotras se lanzaron a abrir sus blogs y nos enriquecieron a todos con sus distintas formas de ver la vida, a todos vosotros,

GRACIAS

 

A la vez que han cambiado los blogs han cambiado también las modas, los intereses, nuestros gustos… de aquellos tiempos que parábamos a recojer palés en cualquier sitio, de aquellas tartas de fondant o de cuando las mesas de dulces todas en colores combinados llamaban la atención; ahora todo eso cansa, por repetitivo, los pompones, las galletas personalizadas, etc., ahora queremos simplificar, hablar más de las personas, compartir ideas y enriquecernos también con vuestras opiniones.

 

 

Así que aquí estamos de nuevo, dispuestas a transformarnos las veces que haga falta y a seguir compartiendo historias; a lo largo de estos primeros meses os iremos contando cosas que se nos quedaron en el tintero el año pasado, y por supuesto noticias nuevas, nuevos proyectos y nuevas ilusiones,

¿NOS ACOMPAÑAS?

 

Post a comment