Es tardísimo, no digo la hora que luego mi madre me riñe o me dice "madre mía, Marta" en bucle durante un rato, pero llevo más de hora y media buscando las fotos del cumple de Carlos, primero en el ordenador, luego en los distintos discos duros y por último, revisando cada una de las tarjetas de memoria que tengo por la casa; el ordenador de mi hermana y vuelta a empezar con los discos duros por si se me había pasado alguna carpeta. He mirado tooodas las fotos que tengo en el ordenador! Cuando ya estaba a punto de darlas por perdidas, voilà! he caído en que hago copias de seguridad periódicas y allá por febrero las he recuperado

Hoy una recomendación para este verano, o para alguna escapada que hagáis a Lisboa. PONTO FINAL: Un restaurante que está al otro lado del mar, al que se puede llegar conduciendo por el puente, o en Ferry a 10 minutos. Nosotros cogimos el Ferry, y fuimos dando un paseo por la orilla que está muy cerquita. Como veis, la combinación de colores amarilla y blanca forman un contraste muy veraniego con el agua del mar. Es un sitio pequeñito, con pocas mesas y muy agradable. La comida fue espectacular. Pedimos lubina y lenguado, y de aperitivo te ponen queso típico de allí muy rico, aceitunas y una ensalada de pulpo. La relación calidad-precio está muy bien y los postres también muy recomendables. Únicamente si vais, mejor que reservéis con antelación. Muito Obrigado

Ultimamente tenemos unos fines de semana tan ajetreados -y tan divertidos- que los lunes sólo se me ocurre contaros algo de lo bueno que nos haya pasado esos dos días! Y éste concretamente ha sido uno de los mejores (sin contar con el día de hoy que ha consistido básicamente en sobrevivir al cansancio, al calor, al dolor de garganta y

    Hace poco menos de un año, un domingo cualquiera, conseguimos ponernos de acuerdo los 6 para hacer un plan que nos encanta, una barbacoa tranquila en el jardín. Esta vez no queríamos mucha gente ni mucho lío; una bolsa de carbón, algo de carne, algún que otro aperitivo (la cebolla frita no suele faltar en nuestras barbacoas ;) ) y una mesa bonita para 6:  PLANAZO! El caso es que cuando llegaron, mi hermana me preguntó varias veces que cómo es que habíamos preparado todo tan mono, que porqué nos habíamos "molestado" tanto, que si es que teníamos algo que contar, etc. y lo cierto es que hubo algo en la forma de preguntarlo que me extrañó un poco