Cuando os contábamos nuestra escapadita al Valle del Jerte nos quedó pendiente enseñaros una de las excursiones que más nos gustó, el Monasterio donde vivió sus últimos años y murió Carlos V:

 Cercana a la población de Cuacos del Yuste y rodeada de paisajes tan espectaculares como estos,

esta casa palacio fue declarada Patrimonio europeo en 2007 y la verdad es que tanto sus interiores como el claustro y los jardines bien merecen una visita,

De camino al monasterio disfrutamos también de la cantidad de agua que en esta época del año hace que las numerosas cascadas y gargantas del Valle del Jerte estén en su máximo esplendor,

 y por supuesto seguimos haciendo miles de fotos a las flores; ésta particularmente nos hizo gracia ya que justo era Semana Santa…

En general, una escapada muy recomendable en estas fechas!