martes, 9 de febrero de 2016

Losmartescon2; Fabricando nuestros juguetes

Cada día me gustan más los juguetes DIY entre otras cosas, porque hay que reconocer que me divierte mucho hacerlos, y eso es un gran motivo,


Pero además hay otras razones... Muchas veces a los niños les hace mucha ilusión un juguete pero en cuanto lo tienen enseguida se cansan de él; hacerlo con sus manos les da la oportunidad de disfrutarlo más tiempo, mientras lo hacen, y además le van cogiendo cariño; luego recuerdan cómo lo hicieron y que él participó, etc.

 


Además, es una manera de gastar menos, de consumir menos (después de quedarme encandilada con la idea de esta familia y de llegar a la concluisón de que eso no es compatible con nuestro estilo de vida -léase que no me siento capaz de hacerlo-) de intentar en la medida de lo posible, aunque lo veo casi imposible, no meterlos tan pronto en la rueda de consumismo sin medida en la que, no nos engañemos, muchos vivimos. Justo el otro día en misa hablaban del ayuno de estos días de Cuaresma que vienen, no tanto como el pasar hambre si no como una forma de prescindir de tanto consumismo.
Quizás si están unos años fuera de eso...


No sé, a mí me parece más divertido, más bueno, más instructivo, más_ _ _ estar en casa construyendo algo con tus manos, entre todos, cortando, pegando, pintando, imaginando, aprendiendo, charlando, compartiendo, que ir a una tienda, que normalmente suelen ser grandes superficies, llenas de gente, luces, ruidos, estímulos y ambiente interior, a que los niños señalen con el dedo "yo quiero eso" "me lo pido, me lo pido y me lo pido".


Muchas veces son cosas que les llaman la atención por el color o el ruido pero una vez llegan a casa y no son cosas con muchas posibilidades de juego abierto, el interés se va tan rápido como había llegado.
Los juguetes DIY no cuestan dinero, no se compran, normalmente no hacen ruido (al menos por sí solos, si el niño los mueve o los aporrea si ;) ) y pueden servir para muchas cosas; eso sí, para éstos en concreto necesitamos algunas máquinas -como dice Carlos- que no tenemos en casa, pero como no somos los únicos de la familian aficionados al bricolaje y a las manualidades, una sierra de calar allí y un hilo de cortar allá nos van prestando ;)

Además, me encanta que los niños estén acostumbrados a eso, vean un trozo de madera y en seguida empiecen a pensar qué podríamos hacer con eso.

Claro que no siempre es posible y que la mayor parte de nuestros juguetes son comprados! pero a los que hacemos les tenemos un cariño especial:

Aquí tenéis, por ejemplo, nuestro banco de trabajo, hecho con unas cuantas maderas y algunos cajones de ikea, y que lo mismo sirve de banco de bricolaje, de mesa de trasvases,


 cocinita, mostrador de tienda y mil cosas más que se les irán ocurriendo:


Y a vosotros, ¿os divierte hacer juguetes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu nombre xf!!

Lo que más os ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...