Categorías
Unaporuna

Como empezó todo…#laverbenadelos30

Hemos estado desconectadas, lo sabemos y lo necesitábamos. Y además teníamos motivos :p

Pero después de un fin de semana de descanso, de estar juntas y de disfrutar, volvemos a la carga, con un montón de cosas que contaros!

Lo primero queremos contaros como empezaron todas las ideas…papel y lápiz en mano, claro.

Ana cumple 30. Ana está feliz y cree que tiene que celebrarlo con todas las personas que quiere. Ana cuenta a Marta y a su madre la idea de hacer una fiesta y desde ahí, todo es un trabajo en equipo.

En un principio la idea era de día, en la piscina, barbacoa… Cambio de planes: La operación 30 años no ha sido conseguida de forma satisfactoria por lo que mejor, fiesta de noche, y no hay que enseñar palmito. Y menos mal, porque a 50 grados de día, tendría que ser fiesta dentro del agua.

Qué tipo de fiesta queríamos? Hablo en plural, porque todo lo hemos decidido entre las 3, y con alguna ayuda más que ya os contaremos, en el apartado de «agradecimientos» 🙂

No quería algo muy formal, todos de pie y vestidas de largo, que eso lo dejamos para las bodas; queríamos una fiesta en el jardín, bonita, con lucecitas, música de fondo, y buen rollo…Lo teníamos: Queríamos hacer una verbena! La verbena de los 30!

Y quien mejor que nuestra querida Lucía Be, para prestarnos su lema:

LA VIDA ES UNA VERBENA
¿Bailas?
Porque queríamos bailar, mucho, y disfrutar, aún más.  
Y porque no queríamos que fuera sólo ese día, sino para siempre…
Ya teníamos el motivo, ahora tocaba dibujarlo, imaginárnoslo:
Hice una pequeña presentación con algunas ideas que saqué de internet, de como quería que fuese, y las pusimos en común. Nos gustaba mucho la idea de sentarnos en el suelo y probamos con nuestras primas si realmente era cómodo para cenar! Imaginaos el plan, allí todas en el suelo partidas de risa…Me gustaban los colores, las flores, y la madera, y con esa combinación, nos pusimos manos a la obra.
Había que ver cuántos éramos, primero 40 confirmados, luego 50 y finalmente fuimos 66 personas. No teníamos tableros tan grandes, pero como mi hermana siempre que ve un pallet chulo, lo recoge y lo lleva a casa, la mejor opción era poner palets como mesas. Juntos o separados? Con mantel o sin nada? Y para el césped? Telas? Pashminas…? Puff? Todo eso eran debates continuos, en grupo de whatsp en común con mis primas, en desayunos con mi madre y mi hermana, y cada vez surgían más ideas. Puestos para el aperitivo, tipo de música y un sinfín de detalles que teníamos que darle forma.
Os iremos enseñando fotos de todo, pero antes, DAR LAS GRACIAS, en mayúscula a todas las personas que lo hicieron posible. Por su ayuda a cualquier hora, por venir a casa a ver como iba todo y acabar atando cubiertos o transportando palets, por aguantarme a mi, que suelo ser bastante intensa , y sobre todo, a mi FAMILIA. Por TODO.
Por hacer que mi 30 cumpleaños sea INOLVIDABLE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *