Categories
Casas y cosas Para perderse Unaporuna

Una cabaña en Noruega

Aunque yo creo que en ésta podría pasarme algunas horas sentada ;)!

En la costa oeste de Noruega los chicos del estudio Tyin Architecs rehabilitaron hace algunos años un antiguo cobertizo que aguantó más de 150 años gracias a las dos rocas de granito que lo protegen y en las que se clavan las vigas de hierro que le sirven de base.

 Un lugar salvaje y alejado de la vida de la ciudad, ya que durante los largos meses de invierno sólo es accesible desde el fiordo.

 

 Nada más que esta foto y esas vistas lo dicen todo…

Pocos muebles pero muy bien elegidos, con las butterfly BKF de cuero (que van a ser la próxima adquisición para el cuarto de arriba 😉 ) como protagonistas y esas alfombras no se necesita mucho más. No me digáis que no apetece sentarse ahí…
  

 

  En el exterior, bancos y mesa de madera resistentes, para las comidas al aire libre,

Y de esta foto creo que nos gusta todo, el banco, las pieles, la lechera, las cajas de madera, el taburete… vamos, que me quedo a vivir en ese rincón!

 ¿y ese caldero para asar la pesca del día?

  Una de las paredes de la cabaña se levanta entera mediante un sistema de poleas proporcionando  amplitud y una conexión total con la naturaleza; el espacio interior se prolonga en el porche que se crea gracias a los cerramientos abatibles a distintas alturas.

 Por la noche, éstos se iluminan para dar luz al conjunto.

¿No os parece un sitio mágico?
Los fiordos noruegos son otro viaje pendiente… Y no nos importaría hacer una paradita en la cabaña.

Fotos vía Arquitectura y Diseño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *