lunes, 23 de mayo de 2016

Un año más... esta semana nos vemos en El Lagarillo!

Como el año pasado y el anterior, esta semana no nos busquéis por aquí, si queréis algo de nosotras, directamente en El Lagarillo ;)!


En realidad iremos menos que otros años; niños, trabajos y obligaciones varias, pero tendremos por allí algún buen representante así que estamos tranquilas :). Además el fin de semana lo hemos disfrutado bien, y hemos recordado el porqué del nombre de la calle del Infierno... pero ¡qué divertida es cuando vas con enanos!
A todos los que podáis disfrutarla,

¡FELIZ FERIA DE NUESTRA SRA DE LA SALUD!

jueves, 19 de mayo de 2016

Mensaje del PAPA. El mejor Regalo.

Estoy de vuelta a casa en el ave, malucha y con un día un poco duro de trabajo. Sinceramente no pensaba publicar, porque cuando no hay ganas de algo, mejor no hacerlo. Pero me ha llegado este mensaje del PAPA que me ha gustado mucho. Y como las cosas buenas y bonitas se comparten, aquí os lo dejo...y espero que lo tengáis en cuenta y que paséis un muy feliz fin de semana!

 

Al envejecer, y ser más sabios, lentamente nos damos cuenta de que:

Un reloj de 3000 € marca la misma hora que un reloj de 30 €.
Una cartera de 300 € carga el mismo dinero que una de 30 €.
La soledad en una casa de 70 metros cuadrados o de 300 es la misma.

Espero que un día te des cuenta de que tu felicidad interna no viene de las cosas materiales en el mundo.

No importa si viajas en primera clase o en la económica, igual bajas si el avión se cae.

Espero que te des cuenta que, cuando tienes amigos y hermanos con quienes hablar, reír, y cantar, eso es verdadera felicidad.

5 hechos indiscutibles de la felicidad:

 1 - No eduques a tus hijos para ser ricos, edúcalos para ser felices, para que vean el valor de las cosas y no su precio.

2 - Las palabras mas galardonadas en Londres: Come tu comida como si fuera tu medicina, o tendrás que tomar tu medicina como si fuera comida.

3 - La persona que te ama nunca te dejará. Aún si hay 100 motivos para rendirse, encontrarán una razón para quedarse.

4 - Hay una gran diferencia entre un ser humano y ser un humano. Muy pocos la entienden.

5 - Eres amado cuando naces y serás amado cuando mueras.

Los seis mejores doctores en el mundo:
Luz solar, descanso, ejercicio, dieta, confianza en uno mismo y... amigos.

Mantenlos durante todas las etapas de tu vida y disfruta de una vida sana.
  
El MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le regala a la familia o a un buen amigo. Que Dios te colme de bendiciones. Tómate el tiempo para enviar este mensaje cuando menos a alguien de tu familia o a un buen amigo. CLARO CUANDO TENGAS TIEMPO...

martes, 17 de mayo de 2016

#losmartescon2; Gofres

Ya sé, ya sé, nos pedís más recetas de salado y, si pueden ser light, mejor, pero es que a mí me divierte mucho más cocinar dulce! Y además me parece más fácil para hacerlo con niños :)
A diario es verdad que intento evitar tanto azúcar como harinas refinadas para los niños, y normalmente las recetas que os ponemos de tartas y esas cosas son con motivo de cumples, santos, reuniones con amigos y demás excepciones peeero tengo que reconocer que la receta de hoy la hicimos un día cualquiera para desayunar Carlos y yo solos, jj


Hacía un tiempo que habíamos comprado una gofrera y ese día era especial porque íbamos a estrenar nuestro porche, un pequeña zona techada que añadimos delante de la casa el verano pasado,


Ya lo habréis visto en otras fotos de la verbena de los 30, etc. pero éste fue el primer día que desayunamos nosotros dos en nuestra mesa de bobina que tanto tiempo buscamos hasta que mi padre nos la consiguió:


Bueno y a lo que íbamos, quizás no hoy ni mañana, quizás tengáis también que buscar una buena excusa para celebrar algo pero si os gustan los gofres, tenéis que probar esta receta!

Ingredientes:


El azúcar perlada nos costó bastante encontrarla aquí en España pero al fin dimos con ella en Carrefour ;)

Elaboración:


Primero mezclamos huevos, vainilla, sal, la mitad de la mantequilla y la leche con la levadura previamente disuelta, batimos bien con las varillas y vamos añadiendo poco a poco la harina. Tapamos con un paño y dejamos reposar aprox una hora, hasta que leve la masa.

Luego mezclamos con el resto de la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos el azúcar perlada. Amasamos y dividimos en bolas como de unos 100 gramos, y dejamos reposar media hora más (los tiempos de reposo siempre son un rollo pero son importantes para la textura final).


Por último calentamos la gofrera y vamos metiendo las bolas de masa unos 3-4 minutos cada una.

Y ya sólo falta buscaros un buen ayudante para hacer alguna foto antes de que desaparezcan:





Aviso importante: para que salgan bien la gofrera es fundamental; nosotros probamos antes con otros tipos, incluso con la sandwichera, y los resultados fueron bastante desastrosos, lo advierto.

Nada que ver con esta pinta:


Y desde aquel día que mandé alguna foto al grupo de whatsapp de mis amigas tenemos pendiente una merienda en casa a base de gofres y green smoothies, una combinación un tanto rara... 

lunes, 16 de mayo de 2016

#elladijosí; Empieza la temporada de bodas

Y con ella la eterna pregunta,
 ¿Qué me pongo?

Afortunadamente para mí, atrás quedaron esos años de 14 o 16 bodas y muchas muy apetecibles porque eran de amigos cercanos, lo que significa tener la mayoría de los fines de semana de buen tiempo ocupados + tener que buscar vestido + zapatos + en muchos casos desplazamiento + encima la "moda" de llevar algo en la cabeza... Menos mal que ver luego a tus amigos felices lo compensa todo ;)!

El caso es que ante ese panorama, hubo años en que intenté hacerme yo algún vestido (menos mal que soy de cosas sueltas que disimulan más las costuras 😁) y lo que casi siempre nos hacemos son las "cosas de la cabeza", como ya os enseñamos aquí.


El modelo que os traemos hoy es, sin duda, el más simple de cuantos hemos hecho pero una amiga me pidió que lo pusiera por aquí porque nunca viene mal tener recursos rápidos...

Sólo necesitamos un canotier, que reconozco que me encantaban al principio, hace ya 4 años que le compré el primero que tuve a Lucía Be, pero que ahora ya me saturan un poco porque han perdido hasta su forma de sombrero planito y a menudo son sombreros de paja adornados con flores...
Pero bueno, favorecen y siempre se pueden adornar de alguna forma distinta! Nosotras usamos un permanente de color negro (era para un mono rosa maquillaje y elegimos negro para darle algo de fuerza al resultado final) y cuero también de color negro.


Lo único que hicimos fue ir pintando de negro segmentos alternos de paja o del material que sea el canotier, hasta simular una especie de chevron:



 Para terminarlo un poco más forramos la parte interior del sombrero de cuero negro y por último, recortamos un bigote del mismo cuero y lo pegamos en la parte de atrás como un guiño a la historia de los bigotes que os contamos aquí (esto último lo hice en el coche camino de la Iglesia, para que os hagáis una idea de la poca elaboración que lleva).

-Por cierto algún día tenemos que contaros la historia de ese mueble de "parches" que es el que guarda tooodos nuestros materiales de manualidades!-


Y aquí está el resultado final, ¿qué os parece?


Nosotros este año no tenemos muchas bodas pero tenemos LA boda :)
Y alguna más importante poco después!

miércoles, 11 de mayo de 2016

Tienes 30 años y estás agotado? Tienes que leer esto...

Voy en el ave a Madrid. Allí tengo reunión de trabajo y luego cojo avión a Manchester. De Manchester vuelo a Málaga y vuelta el viernes Me gustaría ir a cenar a Córdoba para recoger a Carletes, llevarlo el sábado a un cumple en Sevilla y poder ir el domingo al acuario. Muchos piensan que paso mucho tiempo con él. Para mi, nunca es demasiado. Seguramente acabe el domingo "muerta matá" como digo yo cuando estoy agotada; pero la otra opción sería pasar el fin de semana tumbada esperando que llegue el lunes para volver a empezar.

Y así todos los fines de semana de bodas, viajes o cumpleaños y si no hay nada oficial, ya inventaremos algún plan ;)

Y queremos no estar cansados...? Este artículo que he leído esta mañana aquí lo dice bien claro.
Es un artículo de la revista GQ, y lo ponemos aquí porque me ha parecido muy bueno.
Su autor es: @mateosancho.

¿POR QUÉ ESTOY AGOTADO SI SÓLO TENGO 30 AÑOS?


"Si esta va a ser la vida los próximos 30 años, nos tiramos por un puente ahora mismo. Esto antes no era así.

¿Es esto la felicidad? ¿Una concatenación de acontecimientos emocionantes entre un despertar lento y un acostarse baldado? Estoy súper orgulloso de mi vida: tengo muchos amigos con los que me río mucho, hablo varios idiomas a lo largo del día, tengo una cultura aceptable, un trabajo que me da de comer y es entretenido, alguna colaboración que quizá se acerca más a lo que yo soñé de mí mismo y me mata el gusanillo, una vida sexual activa en un matrimonio maravilloso, estoy en forma y aún me queda tiempo y dinero para hacerme un par de viajes al año.

Pero tras esa sonrisa satisfecha se esconde el terror que me produce pensar que si esta va a ser mi vida los próximos 30 años me tiro por el puente ahora mismo, porque yo no puedo más. Esta felicidad me está dejando deslomado. Es como qué bonita es Roma pero, ¿Quién mantiene todo este patrimonio?

Y pienso que a mi edad mis padres tenían cuatro churumbeles que daban bastante la lata y yo nunca percibí en ellos señales de ese agotamiento tan de nuestra época. Así que, antes de asumir que somos unos flojos, voy a intentar ver cuáles son las diferencias entre ellos y nosotros.

Por empezar con algo: ¿Cuándo fue la última vez que tus vacaciones fueron irte a una playa de Tarragona y no hacer nada durante diez días? Primera diferencia: para mí ahora las vacaciones son tomar un vuelo de varias horas, llegar a un país de condiciones extremas o lengua distinta, o pateos interminables y así desconectar la cabeza. Pero, ¿Cuándo desconecto el cuerpo? Vuelvo el día antes de la reincorporación a las 12 de la noche y con jet lag y entro ya arrastrándome a la oficina tras mi supuesto descanso.

Segundo punto: ¿Cuántos amigos tenían tus padres? Más bien pocos. ¿A cuántos cumpleaños de amigos viste que fueran tus padres entre los 30 y los 40? La amistad pasó a un segundo plano a los 25 y bienvenidos fueran los reencuentros puntuales, pero sin fliparse. Mi padre y mi madre hablaban mucho entre ellos, eso sí, y mucho conmigo y mis hermanos, desde luego. Mi padre tenía la curva de la felicidad, pero ahora hemos pasado al six-pack de la felicidad. Ahí nos han dado el cambiazo a traición. Y quizá lo más importante: "¿Hola, puedo hablar con el señor Sancho Senior?". "No, ha salido. Volverá en tres horas aproximadamente". Y hasta las tres horas no se comunicaba y no se caía el mundo, como nunca vi a nadie llamar a casa a molestarlo por razones laborales. Quizá ahora estemos cansados de estar siempre "con los nervios del directo" de la exposición y localización permanente.

En casa comíamos muy bien, pero sin las florituras que ahora nos obligamos a saber hacer. Unas acelgas, un filete a la plancha y un pescado al horno. Ni emulsiones, ni reducciones, ni marinados. Todo de batalla y bien digno. Más sano, además, y el restaurante para las fiestas de guardar, y a veces ni eso.

Tampoco vi a mis padres muy preocupados por estar a la última en nada. Asumieron bien pronto que su música sería para siempre Mocedades y Paco Ibáñez y que sus películas favoritas eran las que grabaron aquella vez en vídeo. Si alguna les apetecía especialmente, íbamos al cine, pero si había que esperar a que la estrenaran en la tele cinco años después, no se acababa el mundo. Ahora, en cambio, hay algo de competición excluyente en cada simple conversación sobre si leíste esto, sobre si te has enterado de la serie que está triunfando en el canal de pago finlandés o si estuviste en el concierto irrepetible del otro día, porque no vi que pusieras nada en Instagram. Estoy un poco hasta las pelotas de esto especialmente.

Así las cosas, empiezo a entender que mis energías se me van en cosas bastante poco importantes. Y que no es que seamos flojos. Es que somos un poquito gilipollas."

martes, 10 de mayo de 2016

#losmartescon2; eres un niño MUY BUENO

 Hoy me has preguntado si eres educado, si eres bueno…




Eres muy bueno



Muchas noches me acuesto con la mala sensación de haber hablado regular de ti, pequeño. Mi pequeño rabillo de lagartija, mi niño mayor, mi bebé grande, cada día digo que no lo voy a hacer más, que no te voy a etiquetar, que no seré yo quien te dirija hacia eso, pero al día siguiente me preguntan, porque todos preguntan, y no me siento capaz de decir que eres buenísimo. ¡Y eso que lo eres! Lo que pasa es que lo que en realidad preguntamos es si eres uno de esos niños que comen muy bien, duermen mucho, son tranquilos y hacen a la primera lo que los mayores le dicen. Y ese precisamente no es tu perfil, por eso no me sale decir que eres bueno.


Eres muy bueno



  Sé que es lo que debería hacer, que cuanto más te lo diga más lo creerás tú y lo creeré yo, y lo serás. ¡Y que nadie es bueno o malo con 2 años! Pero se me hace difícil.



Se me hace difícil aceptar que los demás piensen que es fácil, que tengo tiempo de hacer muchas cosas porque he tenido mucha suerte con mis niños. Y la he tenido, claro que sí, muchísima, más de la que nunca podría haber soñado, pero fácil no es. Criar a los hijos no es una cosa fácil, no es fácil evitar cada día que te abras la cabeza en todas esas actividades peligrosíiisimas que me adviertes que vas a hacer, no es nada fácil asumir cuánto te pareces a mí, cuánto de mis peores cosas te he transmitido... Cada día que pasas al lado de tu hijo es un reto, es un esfuerzo continuo que me hace llegar a la cama agotada y no hablo de correr detrás tuya o cambiarte los pañales, hablo de contar hasta 10 o hasta 20, 300 veces cada día, de reinventar mis ideas, mi forma de ver la educación, mi manera de dirigirme a ti. Tampoco es fácil ver cómo te tratan otras personas, cómo se desesperan cuando no obedeces, cuando te enfrentas a ellos, cuando muestras de la única forma que sabes que eres una personita independiente, con tu propio criterio, que tienes tus ideas y son igual de válidas que las nuestras.

 Pero has venido a un mundo que aún no lo ha comprendido, hijito, un mundo que sigue pensando que las cosas se hacen así y que los niños buenos obedecen. Un mundo que se cree con derecho a amenazarte, a manipularte, a anular tu voluntad para que "aprendas a ser humilde", para que "respetes a los mayores", esos mismos mayores que no muestran el mas mínimo respeto por tus emociones, por tus miedos, por tu criterio de bebé grande que casi siempre sabe lo que quiere.


Eres muy bueno



No fue fácil esperarte, no fuiste un bebé fácil; no era fácil distraerte, ni dormirte, ni dejarte con nadie. Te recuerdo llorando a menudo, siempre exigiendo, demandando mucha más atención de la que éramos capaces de prestarte, te recuerdo mirándome como si me comprendieras casi desde que te conocí.

No fuiste fácil, no lo eres ahora.



Nada de eso significa que no seas bueno.




Y eso es lo que repetiré las veces que haga falta, aunque sea a costa de mi propia imagen de madre, aunque crean que soy una blandengue y te mimo demasiado, yo lo que de verdad creo es que nunca es demasiado el cariño, nunca es demasiada la paciencia, nunca es demasiada la comprensión…

Eres una personita maravillosa, eres divertido, eres sensible y eres muy, muy listo. No permitas que nadie te haga dudar de eso con la simple excusa de hacerte humilde. Sé humilde sabiendo lo que vales, porque tiene mucho más mérito.



A mí me encanta cómo eres.



Ya sabes que yo no te castigo, ni te pegaré nunca, que no te amenazo ni te comparo con nadie, que no hago chantajes, que intento no gritar aunque a veces no pueda más y se me escape un "Carlos" más fuerte de la cuenta. De verdad que no me gusta hacerte llorar a veces cuando hay que dormir y dejar de saltar en la cama; perdóname, yo también estoy cansada, tu hermano también demanda, no es culpa tuya pero a veces yo tampoco puedo más... Y aun así sé que no debería.



Eres bueno independientemente de cómo te portes un día, independientemente de que nos enfademos de vez en cuando.




 Por eso si me preguntan, prefiero hablar de tus virtudes, no sólo de lo listo que eres, porque tienes muchísimas más; hablaré de tu sensibilidad, de lo generoso que eres, ¡de lo bien que se te da negociar!, de lo divertido que es estar contigo, de cómo me haces reir, de que no cambiaría ni un segundo de los que paso contigo por hacer ninguna otra cosa en el mundo (excepto, a veces, dormir ;) )



Volveré a hablar de esa luz que tienes dentro, de que eres un pequeño terremoto que provoca sonrisas de admiración allá donde va. Volveré a hablar de tu magia, de lo felices que nos haces cada día. Tienes tantas cosas buenas que si empiezo hablando de ellas seguramente no me dará tiempo a llegar a las menos buenas. Y sabes qué te digo? Que esas pueden ser también virtudes, sólo hay que aprender a usarlas! Que ser cabezota esta muy, muy cerca de ser constante, de no rendirse, de luchar por lo que quieres. Y saber lo que quieres es una gran ventaja.



Yo siempre voy a ser tu principal defensora. Porque si tú y yo lo creemos, puedes ser cualquier cosa, y yo lo creo. Porque el carácter fuerte, si consigues usarlo bien, es más útil en la vida que los ojos azules, te lo prometo (yo sé de una que encontró trabajo por eso ;) ).


Porque con la llegada de Martín y ahora encima la vuelta al trabajo te dedico mucho menos tiempo que antes, pequeño. Y los 2 lo notamos. Porque mucho de ese tiempo son los minutos de la basura como los llama papá; te cambio, te doy la comida, te duermo. Charlamos, sí, pero no nos dedicamos simplemente a jugar y sé que lo echas de menos.



 Y eso hace que reclames mi atención como sea, como cuando me dijiste que te habías portado mal porque querías que yo te mirara.

Ya lo sé, hijo, ya lo sé.

Yo también quiero más ratitos para sólo mirarte, y también para mirar sólo a Martín, pero los 2 reclamáis cosas distintas, y la vida reclama otras más.



Pero claro que eres buenísimo.



Y me voy a encargar de recordártelo cada día.




Edito para aclarar que no tengo un delincuente juvenil en casa, sólo un bebé de 2 años haciendo las cosas propias de su edad. Sólo que yo iba para novelista y me quedé en cuenta cuentos así que despliego mi dramatismo por aquí ;) 
Y oye, me ha dado pena que él mismo dudara de si es bueno por lo que pueda oir a otras personas...


lunes, 9 de mayo de 2016

#escapada Albarracín

En la continua revisión de fotos antiguas que me obliga a hacer mi querido móvil, que se queda sin espacio día sí, día también y me hace borrar todo lo borrable, he encontrado estas fotos que no son muy buenas pero me han recordado una escapadita que hicimos hace 3 años y que quería recomendaros antes de dar por finalizado el invierno y buscar sólo destinos con playa :)


Fuimos allí aprovechando unos dias libres y aunque el destino final era el hotel que os enseñamos aquí, hicimos una parada en Albarracín, un pequeño pueblo que no os podéis perder si pasáis por Teruel,


 

Un pueblo rodeado por el río Guadalaviar y totalmente encaramado en un peñón; de hecho, las casas que dan hacia el río parece que están colgadas sobre él.

Pintoresco donde los haya, sus calles son empinadas, muy estrechas y las casas tienen un color rojizo muy característico llamado rodeno, debido a la arenisca de la que están hechas.



Por sus piedras parece que no ha pasado el tiempo, y si vais con frío, no se me ocurre mejor plan que un paseo cuestas arriba y abajo para acabar en uno de los pocos bares de la zona cenando una pata de cordero y una botella de vino a medias.
Así sí que se duerme bien :)


Una de las muchas cosas que me gustan de viajar es ir por la calle mirando y no sólo viendo, salir un poco "de todo" y verte a tí mismo y a tu propia vida desde otro ángulo...

 

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...