lunes, 25 de julio de 2016

Viva México Lindo ;)

Qué suerte que he llegado a casa a las 2 a.m. y me he encontrado este post que estaba en borradores desde hace casi 2 años... De hecho es de una cena que nos invitó una amiga para contarnos que estaba embarazada de su primer hijo y,  ¡ya está esperando el siguiente! Así que se queda tal cual lo escribí en su día:

A este ritmo de cenas y eventos vamos a tener que hacer una sección de "detalles para llevar cuando te invitan a casa de alguien con poco tiempo y menos ideas" ;)
El de hoy era fácil porque era cena temática, nuestras preferidas! Ch se fue a México y trajo una maleta llena de viandas para invitar a sus amigos... O eso nos hizo creer.
Si al final la comida es del mexicano de la esquina, ¿qué mas da?
Como queríamos llevar algo y no nos daba tiempo a preparar nada decidimos encargarnos de la bebida, por supuesto, Coronitas!

Con una caja de carton que venden en ikea por 1 céntimo, (aunque tambien puedes forrar la de las coronitas), papel verde, rojo y blanco para hacer una banderola y un cartel de

VIVA MÉXICO


tenemos el detallito listo. No tenemos más fotos, tampoco hacen falta; era bien simple pero tiene un poco más de gracia que llevar las cervezas directamente en su bolsa de plástico.
 
Obvio que luego reconozca que, si hay 2 tipos de personas, las que facilitan la vida y las que la complican, no estoy en el primer grupo :P


Hasta mañana!

martes, 19 de julio de 2016

Los martes con 2; #cumplo2

Antes de que empecemos a pensar en el 3&1 teníamos pendientes bastantes fotos de cuando Carlos cumplió 2 años:


 Nos gustó tanto el resultado del 1 de globos que habíamos hecho un año antes, que decidimos repetir; la verdad es que más fácil y vistoso no puede ser,


 Debajo, una mesa con la merienda;


 Donuts, donettes,


 un tractor lleno de gusanitos ;),


 chuches, sandwiches, pizzas,


 en definitiva, lo que les gusta a los niños!



Al menos a éste de las fotos...



El mismo que tanto disfrutó aydándonos a montar todo, 



 Imaginaos una habitación llena de globos, muchos tacos de madera para hacer torres,




Y permiso para subirse a la mesa!






 
 Y por supuesto a su madrina consintiéndole todo :)


Una tarde estupenda de la que os seguiremos enseñando cosillas...

lunes, 18 de julio de 2016

La Posada de Valdezufre

Estos días hace un año que hicimos una escapadita muy, muy corta (una noche, lo menos que se despacha, aunque @elhombremasguapodelmundo me dijo el otro día que ya que Martín sigue comiendo mucho por la noche, nos podríamos ir a algún sitio "aunque sea un día, sin noche" y yo que me hablan de irme de viaje y pienso, por ejemplo en Namibia, no me veía yéndonos a pasar el día a, -yo que sé a lo que se referiria, ¿La Carlota?- a 50 grados, llamadme rara). El caso, que me desvío del asunto, es que teníamos una boda en la sierra de Aracena y aprovechamos la ocasión para conocer un hotelito que siempre que vamos por allí me llamaba la atención, La Posada de Valdezufre.



Nunca antes nos habíamos quedado allí porque preferimos dormir en Higuera de la Sierra, un pueblo que siempre me trae buenos recuerdos, siempre que vamos pasamos unos días estupendos, tranquilos, nos tratan como si fuéramos de la familia!


Ese sábado llegamos, nos arreglamos y nos fuimos de boda pero el domingo fue uno de esos días lentos que tanto se valoran cuando tu vida diaria es un no parar de niños-bebés,


El hotel es una casona rehabilitada con mucho gusto; eso sí, nada que ver con hoteles que os hemos recomendado otras veces, las habitaciones son más bien básicas,



pero el resto del hotel tiene un encanto especial, que no sabes si estás en la toscana o en la sierra de aracena ;),



 con sus glicinias, su bugambilla, su terraza para cenar al fresquito de la sierra, su huerto...


 Un baño en la piscina, un rato de lectura en el jardín, una comida en su más que recomendable restaurante y una siesta,



¡Y con eso recargas pilas para casi un año!

jueves, 14 de julio de 2016

Bienvenido, VERANO. Nos gustas, y mucho...



Segunda quincena de Julio. No me he enterado que hemos pasado de Junio a Julio.
Ni siquiera con el calor tan horrible que hemos tenido.
No me gusta nada que el tiempo vuele de esta manera... Y eso que llevo unos días en modo "slow life", pero ni así... o no me cunde, o tengo demasiadas cosas que hacer!

Así que, en vez de deciros que voy a seguir por aquí, y que me preguntéis que pasa con los miércoles y los jueves que no hay post, prefiero contaros que me doy de baja una temporada...la semana que viene me operan (no es grave, pero estaré unos días fastidiada) y en cuánto me recupere quiero dedicarme a disfrutar de los preparativos, de los mojitos, de las barbacoas por las noches y los desayunos en las terrazas por las mañanas...A disfrutar de #ÉL, que me pregunta si vivo en Córdoba todos los días, porque paso mucho tiempo aquí... a disfrutar de los enanos, que me tienen completamente loca, a rematar cosillas del trabajo, para poder irme después tranquila y a disfrutar de mi familia y mis amigos...porque si tengo que elegir un sólo plan en el mundo, ese sería una botella de vino, una noche de verano con las personas que acabo de nombrar...

Ha llegado el momento de guardar los libros de tareas, recoger el pupitre....y DISFRUTAR!

De tumbaros a la bartola...

De comer helados, muchos. De todos los sabores. Yo siempre que voy a una heladería, primero pruebo varios sabores, luego elijo justo los que no he probado, y al final siempre me equivoco!
Pero el de Cookies y tarta de queso de Hagen Dazz no fallan ;)

De tomar mojitos, o caipiriñas, si puede ser en un chiringuito, mejor.

De tumbarte por la noche a ver la lluvia de estrellas. Siempre en verano veo varias estrellas fugaces, y me encanta pedir un deseo y pensar si se cumplirá...

De siestas largas, con el pelo mojado...

De olor playa, a cremas de sol, a....VERANO!

Feliz VERANO a todos....




martes, 12 de julio de 2016

#losmartescon2; ¿Conocéis Oeuf NYC?

Hacía tiempo que no os enseñaba una marca de cosas de niños que me gustase tanto, de hecho, creo que es una de mis preferidas!


Concretamente de las orejas de conejito estoy enamorada (no sé que me pasa con la ropa que tiene orejitas, jeje), tanto de los gorros como de los jerseis,

 

o de las de bambi,

 

Y qué me decís de estas alas de angelito...


La mayoría de la ropa me encanta no ya por las orejas, si no por las lanas tan gustositas que usan, los colores suaves, los detalles originales:
 

Y no sólo la ropa, tanto esta estantería,
 
 

como las literas las tengos fichadas hace tiempo;





   Si estáis buscando una cuna mirad qué bonita,
  
Y terminamos igual que empezamos, con orejas por todos lados!



 De aquí no sé si me gustaría más tener esa mesa y esas sillas o el espacio para ponerlas ;) Eso sí, no es una marca muy asequible así que de momento me conformo disfrutando de las fotos...








lunes, 11 de julio de 2016

Esas personas...

Y ahora cómo escribo yo un post sobre casas bonitas si en lo único que puedo pensar hoy es en cómo se puede ser tan.............................................................................
......................................................................................................................................................
   
............................................................................................................................Buena persona

 
Porque aunque muchas veces me desespere, cuando me paro a pensarlo me doy cuenta de la suerte tan increíble que tengo de tener cerca una persona así.
 

Porque como les decía este fin de semana a mis amigas, yo, ni soy tan buena ni lo seré nunca (es más, a veces, como digo, hasta me exaspera tanta bondad) pero el tener ese ejemplo diario hace que muchas veces me convenza de que hay que ser mejor, o que vea que en el fondo fondo fondo ;) merece la pena.
 
Que la frase de tan bueno es tonto, que reconozco que nunca me ha gustado -creo que voy dejando claro que no soy muy de tópicos-  pero que la uso, especialmente contigo, no tiene razón de ser. Que nunca se es demasiado bueno, que serlo nunca es una tontería.

Que al final cuando haces las cosas realmente a imagen y semejanza de Cristo -la frase suena muy rimbombante pero es que creo que es la realidad-, cuando haces lo que sabes que está mejor es cuando puedes sentirte en paz.

Que a veces desde fuera te desespera que una persona agache siempre la cabeza, que pida perdón siempre aún cuando no tenga culpa de nada, que esté siempre ahí para el que se lo merece más y para el que se lo merece menos. Y para el que se merecería cosas que no se deben ni escribir ni pensar :/. Que ponga y vuelva a poner una mejilla, la otra, y todas las que debe tener, porque sólo con 2 no se aguantan tantos golpes. Que de verdad sea capaz, porque sé que lo es, de decir "perdónalos, porque no lo hacen a mala idea".

Independientemente de que a veces "funcione" o haga reaccionar al otro y otras veces no. Que ni siquiera lo haces por eso, que tú estás tranquilo, tú lo has intentado, tú lo has hecho bien. Tú has puesto tu corazón ahí. Victor Barrio también lo puso y eso siempre es un riesgo muy alto.


 Conozco a quien se ríe de esa bondad, otros que ni siquiera sospechan que pueda haber personas de éstas; qué suerte tenemos los que vivimos con alguien así. No todos lo tienen, no todos pueden aprenderlo /crecer aprendiéndolo.


A tí, que sabes que los ejemplos acaban calando.
Siembra que algo recogerás


PD: Otra frase hecha que nunca me gustó es la de "piensa mal y acertarás"; siempre he creído que la mayoría de las personas son buenas. A lo mejor no al nivel de lo que hablábamos arriba pero sí de las que devuelven un monedero con dinero si se lo encuentran en la calle, de las que no hacen cosas que pueden dañar a los demás a propósito.
También hay algunas, pero las menos, de las otras, de las malas personas, y de las malas malísimas.
Y cada uno, cada día, con cada gesto, se define.

Y yo me incluyo, que no he podido evitar el último párrafo cuando habría quedado un post mucho más "elegante" sin él.
Cara sonriente con ojos risueños


viernes, 8 de julio de 2016

La carta que se ha hecho viral en 2 días... La chica del bañador verde.

Antes de nada decir que le he pedido permiso a su autora para compartir su carta en nuestro  blog.

Cuando leo algo que me parece realmente bueno, me gusta saber quien hay detrás. En este caso, echando un vistazo a su Facebook, veo que me gusta mucho la filosofía y forma de educación de sus niños.  Además, algo que me llamó la atención, es que tenía (antes de ayer) más de 5.000 comentarios, y todos los había contestado.

Su carta está dando la vuelta al mundo porque creo que todas o casi todas nos hemos sentido alguna vez en nuestra vida, "La chica del bañador verde" y como bien dice su autora: "Es la trampa de la vida...cuando por fin aprendes la lección...ya has cambiado de capítulo" Una pena entender a los 30, lo que nos hubiera gustado saber a los 20...



QUERIDA CHICA DEL BAÑADOR VERDE:

Soy la mujer que está en la toalla de al lado. La que ha venido con un niño y una niña.
Primero que nada, decirte que estoy pasando un rato muy agradable junto a ti y tu grupo de amigos, en este trocito de tiempo en el que nuestros espacios se rozan y vuestras risas, vuestra conversación ‘transcendental’ y la música de vuestro equipo me invaden el aire.
¿Sabes? He alucinado un poco al darme cuenta de que no sé en qué momento de mi vida he pasado de estar ahí a estar aquí: de ser la chica a ser “la señora de al lado”, de ser la que va con los amigos a ser la que va con los niños.
Pero no te escribo por nada de eso. Te escribo porque me gustaría decirte que me he fijado en ti. Te he visto, y no he podido evitar verte.
Te he visto ser la última en quitarte la ropa.
Te he visto ponerte detrás de todo el grupo, disimuladamente, y quitarte la camiseta cuando creías que nadie te miraba. Pero yo te vi. No te miraba, pero te vi.
Te he visto sentarte en la toalla en una cuidada postura, tapando tu vientre con los brazos.
Te he visto meterte el pelo tras la oreja agachando la cabeza para alcanzarla, quizá por no mover los brazos de su estudiadísima posición casual.
Te he visto ponerte en pie para ir a bañarte y tragar saliva nerviosa por tener que esperar así, de pie, expuesta, a tu amiga, y usar una vez más tus brazos como pareo para taparte: tus estrías, tu flaccidez, tu celulitis.
Te vi agobiada por no poder taparlo todo a la vez mientras te ibas alejando del grupo tan disimuladamente como antes lo hiciste para quitarte la camiseta.
No sé si tenía algo que ver, en tu descontento contigo misma, que la amiga a quien tú esperabas se soltaba su larguísima melena sobre una espalda a la que sólo le faltaban unas alas de Victoria’s Secret. Y mientras tanto tú ahí, mirando al suelo. Buscando un escondite en ti misma, de ti misma.
Y me gustaría poder decirte tantas cosas, querida chica del bañador verde… Puede que porque yo, antes de ser la mujer que viene con los niños, he estado ahí, en tu toalla.
Me gustaría poder decirte que, en realidad, he estado en tu toalla y en la de tu amiga. He sido tú y he sido ella. Y ahora no soy ninguna de las dos –o acaso soy ambas aún- así que, si pudiera dar marcha atrás, elegiría simplemente disfrutar en lugar de preocuparme -o vanagloriarme- por cosas como en cuál de las dos toallas, la suya o la tuya, prefiero estar.
Quisiera poder decirte que he visto que llevas un libro en tu bolsa, y que cualquier vientre que ahora tenga tus dieciséis años perderá, probablemente, su tersura mucho antes de que tú pierdas la cabeza.
Me gustaría poder decirte que tienes una preciosa sonrisa, y que es una pena que estés tan ocupada en ocultarte que no te quede tiempo para sonreír más.
Me gustaría poder decirte que ese cuerpo del que pareces avergonzarte es bello sólo por ser joven. ¡Qué coño! Es bello sólo por estar vivo. Por ser envoltorio y transporte de quien en realidad eres y poder acompañarte en cuanto haces.
Me encantaría decirte que ojalá te vieras con los ojos de una mujer de treinta y pico porque quizás entonces te darías cuenta de lo mucho que mereces ser querida, incluso por ti misma.
Me gustaría poder decirte que la persona que algún día te quiera de verdad no amará a la persona que eres a pesar de tu cuerpo, sino que adorará tu cuerpo: cada curva, cada hoyito, cada línea, cada lunar. Adorará el mapa, único y precioso, que dibuja tu cuerpo y, si no lo hace, si no te ama así, entonces no merece que le ames.
Me gustaría poder decirte que –créeme, créeme, créeme- eres perfecta como eres: sublime en tu imperfección.
Pero, ¿qué te voy a decir yo, si sólo soy la mujer de al lado?
Aunque, ¿sabes qué? Que he venido con mi hija. Es la del bañador rosa, la que juega en el río y se está untando en arena. Hoy sólo le ha preocupado si el agua estaría muy fría.
A ti no te puedo decir nada, querida chica del bañador verde…
Pero todo, TODO, se lo voy a decir a ella.
Y todo, TODO, se lo diré a mi hijo también.
Porque así es como todos merecemos ser queridos.
Y así es como todos deberíamos querer.

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...